AMITRIPTILINA MK - Reacciones adversas

Los efectos anticolinérgicos pueden llegar a ser severos. Puede producir sedación moderada a severa (aunque con el tiempo se presenta tolerancia a estos efectos). Con el uso de la amitriptilina han sido reportados hipotensión ortostática, taquicardia, cambios inespecíficos en el electrocardiograma, cambios en la conducción auriculoventricular, y raramente cardiomiopatía, infarto agudo del miocardio, accidente cerebrovascular, bloqueo, arritmias, síncope, hipertensión, palpitaciones, ansiedad, mareo, insomnio, fatiga, ansiedad, disminución cognitiva, convulsiones, síntomas extrapiramidales, coma, alucinaciones, confusión, desorientación, falla en la coordinación, ataxia, cefalea, pesadillas, hiperpirexia, alopecia, fotosensibilidad, rash alérgico, urticaria, síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética, anorexia, aumento de peso, diarrea, disgeusia, estomatitis, estreñimiento, íleo paralítico, lengua "negra", náusea, vómito, xerostomía, retención urinaria, depresión de la médula ósea, eosinofilia, púrpura, aumento de la presión intraocular, midriasis, visión borrosa, tinnitus, adormecimiento, debilidad, neuropatía periférica, parestesias, temblor, diaforesis, reacciones de retirada (cefalea, malestar, náusea). De manera poco frecuente, se han reportado casos de síndrome neuroléptico maligno y síndrome serotoninérgico.