ATENOLOL MK - Sobredosificación

La sobredosis de atenolol ha sido reportada en pacientes con supervivencia después de dosis agudas de hasta 5 g. Se ha reportado una muerte en un hombre que pudo haber ingerido hasta 10 g de forma aguda. Los síntomas predominantes que han sido reportados después de sobredosis de atenolol son letargo, desórdenes de la conducción respiratoria, sibilancias, pausa sinusal y bradicardia. Adicionalmente, efectos comunes asociados con sobredosis de cualquier agente bloqueador beta-adrenérgico y que también pueden esperarse en la sobredosis de atenolol, incluyen insuficiencia cardiaca congestiva, hipotensión, broncoespasmo y/o hipoglucemia. El tratamiento de la sobredosis debe estar dirigido a la remoción de cualquier porción de medicamento no absorbida mediante inducción de emesis, lavado gástrico o administración de carbón activado. El atenolol puede ser removido de la circulación general mediante hemodiálisis. Otras modalidades de tratamiento deben ser empleadas a discreción del médico y pueden incluir: Bradicardia: Atropina intravenosa. Si no hay respuesta al bloqueo vagal, administre isoproterenol con cuidado. En casos refractarios, puede estar indicado colocar un marcapaso transvenoso. Bloqueo cardíaco (segundo o tercer grado): Isoproterenol o marcapaso cardíaco transvenoso. Falla cardíaca: Digitalice al paciente y administre un diurético. El glucagón ha resultado ser útil. Hipotensión: Vasopresores como dopamina o norepinefrina (levarterenol). Monitorice continuamente la presión arterial. Broncoespasmo: Un estimulante b2 como el isoproterenol o terbutalina y/o aminofilina. Hipoglucemia: Glucosa intravenosa. Con base en la severidad de los síntomas, el manejo puede requerir cuidado de soporte intensivo y las instalaciones necesarias para proporcionar soporte cardiaco y respiratorio.