ATRETIN - Precauciones

Se han reportado casos de depresión, síntomas psicóticos e intentos de suicidio durante el tratamiento con isotretinoína; se recomienda precaución especial en pacientes con antecedentes de depresión. Es posible observar, durante las primeras fases del tratamiento, una exacerbación del acné, la cual remite con la continuación de la terapia y en un término de 7-10 días. Se deberá evitar la exposición a la luz solar intensa o a la radiación ultravioleta y la dermoabrasión química, así como los tratamientos de piel con el uso de láser, durante 5 a 6 meses después de finalizado el tratamiento. Se deberá evitar la administración concomitante de queratolíticos tópicos o con agentes exfoliativos antiacné, ya que puede aumentar la irritación local. Dado que es posible que se presente sequedad de la piel y los labios, es necesario recomendar el uso de una crema humectante y un bálsamo protector labial. Se ha informado disminución de la visión nocturna. Se han descrito casos de hipertensión intracraneana benigna, algunos de los cuales involucraban el uso concomitante de tetraciclinas. Se deben determinar los niveles de enzimas hepáticas y los niveles séricos de lípidos antes de iniciar el tratamiento, un mes después de iniciado el mismo y posteriormente cada tres meses, a menos que estén indicadas determinaciones más frecuentes desde el punto de vista clínico. En pacientes con insuficiencia renal, se recomienda comenzar con dosis bajas y ajustarlas hasta la dosis máxima tolerada. La isotretinoína ha sido asociada con enfermedad inflamatoria intestinal en pacientes sin antecedentes de trastornos intestinales. Los pacientes que presenten diarrea severa, con o sin sangrado, deben suspender inmediatamente el tratamiento e informar a su médico responsable. En pacientes con diabetes, obesidad, alcoholismo o trastornos del metabolismo lipídico puede ser necesario un control más frecuente de los niveles séricos de los lípidos y/o glucemia. Los pacientes no deberán donar sangre durante el tratamiento y durante un mes después de finalizado el mismo, debido al riesgo potencial existente para el feto de una mujer embarazada, recipiente de una transfusión.