CIPROFLOXACINA MK - Farmacología

La ciprofloxacina se absorbe bien y rápidamente en el tracto gastrointestinal tras la administración oral. La biodisponibilidad absoluta es de aproximadamente el 70% sin pérdida sustancial de metabolismo de primer paso. La unión de ciprofloxacina a las proteínas séricas es del 20 al 40%. Al administrar junto con alimentos, hay un retraso en la absorción del fármaco sin embargo, la absorción total no se ve sustancialmente afectada. Tras la administración oral, la ciprofloxacina se distribuye ampliamente por todo el cuerpo. Las concentraciones tisulares a menudo superan las concentraciones séricas, en particular en el tejido genital incluyendo la próstata. La ciprofloxacina se detecta en forma activa en saliva, secreciones nasales y bronquiales, mucosa de los senos paranasales, esputo, linfa, líquido peritoneal, bilis y secreciones prostáticas. La ciprofloxacina ha sido detectada en pulmón, piel, grasa, músculo, cartílago y hueso. El fármaco se difunde en el líquido cefalorraquídeo (LCR); sin embargo, las concentraciones en este generalmente son menos del 10% de las concentraciones séricas máximas. Se han identificado cuatro metabolitos en la orina humana. Los metabolitos tienen actividad antimicrobiana, pero son menos activos que la ciprofloxacina. La vida media de eliminación en suero en pacientes con función renal normal es de aproximadamente 4 horas. Un 40 a 50% de la dosis por vía oral se excreta en la orina como fármaco sin modificaciones. El aclaramiento renal de la ciprofloxacina, que es de aproximadamente 300 ml/minuto, es superior a la tasa de filtración glomerular normal de 120 ml/ minuto. Por lo tanto, la secreción tubular activa parece desempeñar un papel importante en su eliminación.