CLOROTRIMETON - Sobredosificación

En el evento de una sobredosificación, el tratamiento de emergencia debe ser iniciado inmediatamente. Manifestaciones: Los efectos de una sobredosificación de antihistamínicos puede variar entre depresión del sistema nervioso central (sedación, apnea disminución del estado de alerta, colapso cardiovascular), a la estimulación (insomnio, alucinaciones, temblores o convulsiones) a muerte. Otros signos y síntomas pueden ser, vértigo, tinnitus, ataxia, visión borrosa e hiper o hipotensión. La estimulación es particularmente probable en niños, así como signos y síntomas atropínicos (sequedad de la boca, midriasis, rubor, hipertermia y síntomas gastrointestinales). Tratamiento: Considerar medidas estándar para remover cualquier medicamento no absorbido en el estómago, como la adsorción por carbón activado administrado en forma de suspensión en agua. Considerar lavado gástrico. La solución salina fisiológica es la solución de lavado de elección, particularmente en niños. En adultos, puede ser usada agua corriente; sin embargo, la mayor cantidad administrada debe ser removida en lo posible antes de una siguiente instilación. Los catárticos salinos atraen agua dentro del intestino por ósmosis y por tanto pueden ser valiosos por esta acción en la dilución rápida del contenido intestinal. Después del tratamiento de emergencia, el paciente debe ser controlado médicamente. El tratamiento de los signos y síntomas de una sobredosificación es sintomático y de soporte. Estimulantes (agentes analépticos) no deben ser usados. Vasopresores pueden ser usados para tratar la hipotensión. Barbitúricos de corta acción, diazepam o paraldehído pueden ser administrados en el control de las convulsiones. La hiperpirexia, especialmente en niños, puede requerir tratamiento con baño de agua tibia en esponja o mantas hipotérmicas. La apnea requiere tratamiento con soporte ventilatorio.