Prospecto CLOZAPINA HUMAX

Composición
Cada Tableta contiene 25 mg y 100 mg de Clozapina.
Propiedades
Mecanismo de acción: Antipsicótico, derivado dibenzodiazepínico. Posee una débil actividad bloqueadora de los receptores dopaminérgicos D1, D2, D3 y D5, pero tiene una elevada afinidad por los receptores D4, además posee potentes efectos bloqueante s alfa-adrenérgico, anticolinérgicos, antihistamínicos y antiserotoninérgicos.
Farmacocinética
Los parámetros farmacocinéticos se caracterizan por su gran variabilidad interindividual. Su biodisponibilidad es del 50-55% debido a que sufre metabolismo de primer paso. Es absorbido ampliamente entre 90-95% (Tmax=2.5 h), sin modificación por el uso con alimentos. Unión a proteínas plasmáticas, 95%. Metabolismo hepático por la isoenzima CYP1A2 prácticamente en su totalidad por N-desmetilación, hidroxilación y N-oxidación, tras el cual libera dos metabolitos principales, la desmetilclozapina es activo. Los metabolitos y cantidades traza se eliminan por heces (30%) y orina (50%) en forma metabolizada. Su t½ es aproximadamente de 12 h.
Indicaciones
Esquizofrenia refractaria a neurolépticos clásicos, bien sea por respuesta inadecuada o por intolerancia. En dichos casos, clozapina ha resultado ser eficaz para aliviar los síntomas esquizofrénicos tanto positivos como negativos.
Dosificación
Forma de administración: Oral. La dosis debe ser ajustada individualmente, debiéndose administrar a cada paciente la dosis mínima efectiva. El ajuste de la dosis está indicado en pacientes que reciben fármacos que interactúan con clozapina, como son la benzodiacepinas o inhibidores de la recapturación de serotonina. Se recomiendan las siguientes dosis para la administración oral. Tratamiento inicial: Es conveniente iniciar la administración con 12.5 mg una o dos veces al día, seguido de uno o dos comprimidos de 25 mg el segundo día. Si se tolera bien, puede aumentarse lentamente la dosis diaria de incrementando 25 ó 50 mg hasta alcanzar una dosis de 300 mg/día en un plazo de dos o tres semanas. Si fuera necesario, se podría aumentar la dosis diaria en 50 ó 100 mg dos veces a la semana o, mejor aún a intervalos semanales. Uso en ancianos: Es recomendable iniciar el tratamiento con dosis bajas (2.5 mg como dosis única al primer día de tratamiento) e ir aumentando la dosis gradualmente a razón de 25 mg/día.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida a la clozapina o cualquiera de los componentes de la fórmula. Antecedentes de idiosincrasia, de granulocitopenia o agranulocitosis. Alteraciones funcionales de la médula ósea. Epilepsia no controlada. Psicosis alcohólica u otras psicosis tóxicas, intoxicaciones medicamentosas y estados comatosos. Estado de choque y/o depresión del SNC de cualquier etiología. Alteraciones de la función renal o cardíaca. La enfermedad hepática activa o progresiva e insuficiencia hepática. Situaciones especiales: Embarazo: Categoría B de la FDA. No hay estudios adecuados y bien controlados en humanos. El uso de este medicamento sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras. Lactancia: Se ignora si la clozapina se excreta con la leche materna; no obstante, los estudios en animales sugieren que el fármaco puede ser distribuido en leche materna. A causa de los posibles efectos adversos en el lactante (p. ej, somnolencia, letargia, distonías y disquinesia tardía), se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento. Niños: En menores de 16 años no se ha establecido su seguridad. Uso no recomendado.
Reacciones adversas
No produce prácticamente ninguna reacción extrapiramidal importante, pero puede producir los siguientes efectos adversos: Granulocitopenia y agranulocitosis; aun cuando suele ser reversible al interrumpir el fármaco, puede ser mortal. En la mayoría de los casos (aproximadamente el 85%) se presenta durante las primeras 18 semanas de tratamiento. Muy raramente, clozapina puede causar trombocitopenia. Otros efectos: Fatiga, somnolencia y sedación mareo o cefalea. Alteraciones en el EEG, incluyendo la aparición de complejos punta-onda. Desciende el umbral de convulsión dependiente de la dosis e inducir mioclonias o crisis generalizadas. Se ha xerostomía, visión borrosa y trastornos de la regulación del sudor y de la temperatura. La sialorrea es un efecto secundario inesperado, pero frecuente. Pueden presentarse taquicardia e hipotensión postural con o sin síncope, particularmente durante las primeras semanas de tratamiento. Además se ha documentado alteraciones ECG, casos aislados de arritmias, pericarditis y miocarditis (con o sin eosinofilia), algunos de los cuales han sido fatales. Depresión respiratoria y broncoaspiración (en paciente que presentan disfagia o como consecuencia de sobredosis). Elevación transitoria de las enzimas hepáticas con hepatitis o ictericia colestásica. Muy raramente se puede presentar hepatitis fulminante por necrosis. Si se presenta ictericia el tratamiento con clozapina debe descontinuarse. Incontinencia o retención urinaria y en casos aislados priapismo. Efectos Diversos: Pueden presentarse hipertermia de bajo grado, durante las primeras semanas del tratamiento. Se han descrito casos aislados de reacciones cutáneas.
Interacciones
Al ser metabolizada en el hígado, existen fármacos que pueden inhibir del metabolismo de clozapina, aumentando sus niveles plasmáticos y probablemente dando reacciones de toxicidad: Antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (fluoxetina, paroxetina, sertralina), antidepresivos tricíclicos (nortriptilina), cimetidina, eritromicina, risperidona, ritonavir. Existen datos clínicos de interacciones con otros mecanismos de acción: Antiepilépticos (carbamazepina, fenitoína, valproato): disminución de los niveles plasmáticos de clozapina, con disminución de su acción antipsicótica, por posible inducción de su metabolismo hepático. Benzodiazepinas (clobazam, clonazepam, diazepam, flurazepam, lorazepam): potenciación de la toxicidad, con la aparición de delirio tóxico y colapso. Cafeína: inhibición del efecto antipsicótico de clozapina por posible antagonismo dopaminérgico. Enalaprilo: potenciación de la toxicidad, con aparición de síncope, por posible adición de sus efectos hipotensores. Levodopa: inhibición de su efecto, por antagonismo de sus acciones a nivel dopaminérgico. Rifampicina, Carbamazepina, Fenitoína: disminución de los niveles plasmáticos de clozapina, por inducción de su metabolismo hepático. Sales de litio (carbonato de litio): potenciación de la toxicidad de clozapina, con agranulocitosis y episodios convulsivos. La clozapina puede alterar los valores de: aumento (biológico) de transaminasa (ALT y AST), fosfatasa alcalina, gamma glutamiltransferasa (GGT) y lactato deshidrogenasa. Mielosupresores: La clozapina no debe utilizarse simultáneamente con fármacos potencialmente mielosupresores. Alcohol: La clozapina puede potenciar los efectos centrales. Inhibidores de la MAO: La clozapina puede potenciar los efectos centrales. Depresores del SNC, como los narcóticos, los antihistamínicos: La clozapina puede potenciar los efectos centrales. Warfarina: Competencia por el sitio de unión a las proteínas, produciendo un aumento en la concentraciones plasmáticas de éste, aumentando así el riesgo de reacciones adversas. Cimetidina o eritromicina: La administración de cimetidina o eritromicina concomitantemente con altas dosis de clozapina se asoció a un incremento en los niveles plasmáticos y la aparición de efectos adversos.
Conservación
Mantener en un lugar fresco entre 20 y 25°C, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa. No dejar al alcance de los niños.
Información al paciente
Este producto puede producir somnolencia, sedación, confusión mental, disminución de la capacidad de concentración y de la actividad refleja. No se aconseja la conducción de vehículos. Evítese la administración concomitante de alcohol u otros depresores del sistema nervioso central por el riesgo de sinergismo. La clozapina puede generar agranulocitosis, convulsiones, miocarditis, hipotensión ortostática y colapso acompañado de paro respiratorio y/o cardíaco. Antes de iniciar el tratamiento y durante su desarrollo (semanalmente los primeros 6 meses, cada 15 días los segundos 6 meses y mensualmente después), se debe evaluar la cuenta leucocitaria. Vigilar periódicamente la función cardiovascular, pulmonar, hepática, neurológica y la glicemia. Se debe advertir al paciente la importancia de reportar inmediatamente al médico la ocurrencia de cualquier anormalidad o sintomatología inusual que se presente durante el tratamiento, en especial: malestar general, debilidad, fiebre, inflamación o ulceración de las mucosas y dolor de garganta.
Presentación
Caja x 20 Tabletas x 25 mg (Reg. San. INVIMA 2007M-0007295). Caja x 20 Tabletas x 100 mg (Reg. San. INVIMA 2007M-0007242).

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *