Prospecto CRESTOR

Composición
Rosuvastatina.
Indicaciones
En pacientes adultos con hipercolesterolemia: Hipercolesterolemia primaria (tipo IIa, incluyendo la hipercolesterolemia familiar heterocigota) o dislipidemia mixta (tipo IIb) como coadyuvante de una dieta, cuando resulta insuficiente la respuesta a la dieta y a otros tratamientos no farmacológicos. Hipercolesterolemia familiar homocigota, como coadyuvante de una dieta y de otros tratamientos hipolipemiantes (por ejemplo, aféresis de LDL), o si tales tratamientos son inadecuados. Prevención de eventos cardiovasculares: en pacientes adultos con un riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular aterosclerótica basado en la presencia de marcadores de riesgo de enfermedad cardiovascular, tales como nivel elevado de PCR de alta sensibilidad (PCR-hs), edad, hipertensión, HDL-C bajo, consumo de tabaco o una historia familiar de enfermedad cardíaca prematura, CRESTOR® está indicado para reducir la mortalidad y el riesgo de eventos cardiovasculares mayores (muerte cardiovascular, ataque cerebrovascular, IM, angina inestable, o revascularización arterial). En Niños y adolescentes de 10 a 17 años de edad: CRESTOR® está indicado para reducir el Colesterol Total, c-LDL y la Apo B en pacientes con hipercolesterolemia familiar heterozigota (HeFH).
Dosificación
El rango de dosis usual es de 10-40 mg por vía oral una vez al día. La dosis de CRESTOR® debe individualizarse en función del objetivo terapéutico y de la respuesta del paciente. La mayoría de pacientes son controlados con la dosis inicial. Sin embargo, si es necesario, se pueden hacer ajustes de la dosis en intervalos de 2 a 4 semanas. CRESTOR® puede administrarse a cualquier hora del día, con o sin alimentos. Adultos: Hipercolesterolemia primaria (incluyendo hipercolesterolemia familiar heterocigota), dislipidemia mixta, y prevención de eventos cardiovasculares. La dosis inicial recomendada es de 10 mg por vía oral una vez al día. Una dosis inicial de 5 mg está disponible para las poblaciones especiales de pacientes. Para pacientes con hipercolesterolemia severa (incluyendo hipercolesterolemia familiar heterocigótica) o aquellos con metas agresivas para los lípidos, se puede considerar la posibilidad de una dosis inicial de 20 mg. Hipercolesterolemia familiar homocigota: Para pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigota se recomienda una dosis inicial de 20 mg al día. Niños y adolescentes de 10 a 17 años de edad: En niños y adolescentes con hipercolesterolemia familiar heterocigótica el rango de dosis usual es 5-20 mg vía oral una vez al día. La dosis se debe ajustar de manera apropiada para alcanzar la meta del tratamiento. No se ha estudiado la seguridad y eficacia de dosis mayores a 20 mg en esta población. La experiencia pediátrica se limita a un reducido número de niños (mayores de 8 años) con hipercolesterolemia familiar homocigota. Pacientes de edad avanzada: Se recomienda una dosis inicial de 5 mg en pacientes de más de 70 años. Insuficiencia renal: Se recomienda una dosis inicial de 5 mg en los pacientes con insuficiencia renal moderada (depuración de creatinina < 60 mL/min). La dosis de 40 mg está contraindicada en los pacientes con insuficiencia renal moderada. Todas las dosis de CRESTOR® están contraindicadas en los pacientes con insuficiencia renal grave. Insuficiencia hepática: Mientras que la exposición sistémica a la rosuvastatina no aumentó en sujetos con índices de Child-Pugh de 7 o menos, se ha observado un aumento en sujetos con índices de Child-Pugh de 8 y 9. En estos pacientes debe considerarse una evaluación de la función renal. Se carece de experiencia en sujetos con índices de Child-Pugh superiores a 9. CRESTOR® está contraindicado en pacientes con enfermedad hepática activa. Raza: Se recomienda una dosis inicial de 5 mg en pacientes de ascendencia asiática. Se ha observado una mayor exposición sistémica en sujetos asiáticos. Se debe tener en cuenta la exposición sistémica aumentada al tratar pacientes asiáticos cuya hipercolesterolemia no esté adecuadamente controlada a dosis hasta de 20 mg/diarios. Polimorfismos genéticos: Se ha demostrado que los genotipos de SLCO1B1 (OATP1B1) c.521CC y ABCG2 (BCRP) c.421AA están asociados con un incremento en la exposición a rosuvastatina (ABC) comparados con SLCO1B1 c.521TT y ABCG2 c.421CC. Para los pacientes de quienes se sabe que tienen el genotipo c.521CC o c.421AA, se recomienda una dosis máxima de 20 mg de CRESTOR® una vez al día. Terapia concomitante: Rosuvastatina es un sustrato de varias proteínas transportadoras (por ej., OATP1B1 y BCRP). El riesgo de miopatía (incluyendo rabdomiólisis) está aumentado cuando se administra CRESTOR® concomitantemente con ciertos productos medicinales que pueden incrementar la concentración plasmática de rosuvastatina debido a interacciones con estas proteínas transportadoras (por ej., ciclosporina y ciertos inhibidores de proteasa, incluyendo combinaciones de ritonavir con atazanavir, lopinavir, y/o tipranavir; véanse Secciones 4.4 Advertencias y precauciones y 4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción). En cuanto sea posible, se deben considerar medicaciones alternativas, y si fuera necesario, considerar la posibilidad de descontinuar temporalmente el tratamiento con CRESTOR®. En situaciones en las cuales la coadministración de estos productos medicinales con CRESTOR® es inevitable, se debe considerar cuidadosamente el beneficio y riesgo del tratamiento concurrente y la posibilidad de ajustar la dosis de CRESTOR®.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes. En pacientes con enfermedad hepática activa, lo cual incluye elevaciones persistentes e inexplicables de las concentraciones séricas de transaminasas, así como un aumento de dichas concentraciones a más de tres veces el límite superior normal. En pacientes con insuficiencia renal grave. La dosis de 40 mg está contraindicada en los pacientes con insuficiencia renal moderada (depuración de creatinina < 60 mL/min). En pacientes con miopatía. Pacientes que reciben un tratamiento concomitante con ciclosporina. Durante el embarazo y la lactancia y en las mujeres en edad fértil que no utilicen un método anticonceptivo apropiado.
Efectos indeseables
CRESTOR® es generalmente bien tolerado. Las reacciones adversas observadas con CRESTOR® son generalmente leves y transitorias. En los estudios clínicos controlados, menos del 4% de los pacientes tratados con CRESTOR® tuvieron que retirarse de los estudios debido a reacciones adversas. Este índice de retiro fue comparable al reportado en pacientes que estaban recibiendo placebo. Frecuentes (≥1/100, < 1/10): Cefalea, mialgia, astenia, estreñimiento, mareos, náuseas, dolor abdominal, diabetes mellitus*. Poco frecuentes (≥ 1/1000, < 1/100): Prurito, exantema y urticaria. Raros (≥ 1/10000, < 1/1000): Miopatía (incluyendo miositis), reacciones de hipersensibilidad (incluyendo angioedema), rabdomiólisis, pancreatitis. *Observado en el estudio JUPITER (frecuencia global reportada 2.8% con rosuvastatina y 2.3% con placebo) principalmente en pacientes que ya están en riesgo alto de desarrollar diabetes. Como sucede con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, la incidencia de reacciones adversas tiende a aumentar con el incremento de la dosis. Efectos sobre el músculo esquelético: Con rosuvastatina y otras estatinas comercializadas se han reportado casos raros de rabdomiolisis, que ocasionalmente se asociaron con deterioro de la función renal. Efectos sobre las pruebas de laboratorio: Al igual que con otros inhibidores de HMG-CoA reductasa, se ha observado un incremento dosis-relacionado en las transaminasas y CK en un número reducido de pacientes que estaban tomando rosuvastatina. También se han observado aumentos en la HbA1c en pacientes tratados con rosuvastatina. Se han visto anomalías en la prueba de uroanálisis (proteinuria positiva en la prueba de tira reactiva) en un pequeño número de pacientes que estaban tomando CRESTOR® y otros inhibidores de HMG-CoA reductasa. La proteína detectada fue en su mayoría de origen tubular. En la mayor parte de los casos, la proteinuria disminuye o desaparece espontáneamente al continuar el tratamiento y no es predictiva de enfermedad renal aguda o progresiva. Otros efectos: En un estudio clínico controlado, a largo plazo, se demostró que CRESTOR® no tiene efectos nocivos sobre el lente ocular. En pacientes tratados con CRESTOR®, no se produjo alteración de la función adrenocortical. Efectos renales: Se ha observado proteinuria (principalmente de origen tubular y detectada con tiras reactivas) en pacientes tratados con CRESTOR®. Las variaciones de la proteinuria, desde inexistente o mínima hasta ++ o más en algún momento del tratamiento, mostraron una frecuencia < 1% con 10 y 20 mg y de aproximadamente 3% con 40 mg. Con la dosis de 20 mg fue menor la variación: desde inexistente o mínima hasta +. En la mayoría de los casos, la proteinuria disminuye o desaparece espontáneamente al continuar el tratamiento. Se ha observado hematuria en pacientes tratados con CRESTOR®, y los datos clínicos muestran que la ocurrencia es baja. Farmacovigilancia: Además de los efectos anteriores, se han observado las siguientes reacciones adversas durante la farmacovigilancia de CRESTOR®: Trastornos Hematológicos: Frecuencia desconocida: Trombocitopenia. Trastornos hepatobiliares: Muy raros: ictericia, hepatitis; Raros: elevación de las transaminasas hepáticas. Trastornos musculoesqueléticos: Frecuencia desconocida: Miopatía necrotizante mediada por el sistema inmune. Muy raros: artralgia. Tal como sucede con otros inhibidores de HMG-CoA reductasa, el índice de reporte de rabdomiolisis en el uso post-mercadeo es más alto a la dosis más alta comercializada. Trastornos del sistema nervioso: Muy raros: pérdida de memoria. Trastornos psiquiátricos: Frecuencia desconocida: depresión, trastornos del sueño (incluyendo insomnio y pesadillas). Trastornos renales: Muy raros: hematúria. Sistema reproductivo y trastornos mamarios: Fecuencia desconocida: Ginecomastia. Niños y adolescentes de 10 a 17 años de edad: El perfil de seguridad de CRESTOR® es similar en niños o adolescentes y pacientes adultos aunque se observaron elevaciones de la CK > 10 x ULN y síntomas musculares después de realizar ejercicio o incrementar la actividad física, los cuales se resolvieron con tratamiento continuado, con mayor frecuencia en estudios clínicos con niños y adolescentes. Sin embargo, las mismas advertencias y precauciones especiales para el uso en adultos también aplican a los niños y adolescentes.
Advertencias
Efectos renales: Se ha observado proteinuria (principalmente de origen tubular y detectada con tiras reactivas) en pacientes tratados con dosis altas de CRESTOR®, en particular con 40 mg; este efecto es transitorio o intermitente en la mayoría de los casos. Se ha demostrado que la proteinuria no implica una patología renal aguda o progresiva. Durante el uso post mercadeo se ha encontrado que la tasa de reportes de eventos renales serios es más alta en la dosis de 40 mg La observación periódica de los pacientes tratados con la dosis de 40 mg debe incluir pruebas de la función renal. Músculo esquelético: Al igual que con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, se han reportado efectos en el músculo esquelético, por ejemplo, mialgia, miopatía y, raramente, rabdomiólisis en pacientes tratados con rosuvastatina. Al igual que con otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, durante el uso post mercadeo se ha encontrado que la tasa de reportes de rabdomiólisis asociada con CRESTOR® es mayor que con la dosis más alta comercializada. A los pacientes que desarrollen cualquier signo o síntoma sugestivo de miopatía se les deben medir los niveles de CK. El tratamiento con CRESTOR® debe ser descontinuado si los niveles de CK están marcadamente elevados ( > 10xULN) o si se diagnostica o se sospecha miopatía. Se han producido reportes muy raros de miopatía necrotizante mediada por el sistema inmune, clínicamente caracterizada por debilidad muscular proximal persistente y creatinina sérica elevada durante el tratamiento o después de descontinuar las estatinas, incluyendo rosuvastatina. Es posible que se requieran pruebas neuromusculares y serológicas adicionales. Puede ser necesario el tratamiento con agentes inmunosupresores. CRESTOR® se debe prescribir con precaución en pacientes con factores predisponentes a miopatía, tales como daño renal, edad avanzada e hipotiroidismo, o situaciones en las cuales pueda ocurrir aumento en los niveles plasmáticos. CRESTOR® se debe retirar temporalmente en cualquier paciente con una condición aguda seria sugestiva de miopatía o que predisponga al desarrollo de falla renal secundaria a rabdomiolisis (por ej., sepsis, hipotensión, cirugía mayor, trauma, trastornos metabólicos, endocrinos y electrolíticos severos; o convulsiones no controladas). Diabetes Mellitus: De igual manera que con otros inhibidores de HMG-CoA reductasa, se han observado incrementos en la HbA1c y en los niveles séricos de glucosa en pacientes tratados con rosuvastatina, y en algunos casos, estos incrementos pueden superar el umbral para el diagnóstico de diabetes mellitus, principalmente en pacientes que ya están en riesgo elevado de desarrollar diabetes. Efectos hepáticos: Como otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa, CRESTOR® debe utilizarse con precaución en los pacientes alcohólicos y/o que tienen antecedentes de hepatopatía. Se recomienda efectuar pruebas de la función hepática antes de empezar el tratamiento con CRESTOR®, así como 3 meses después. Si las concentraciones séricas de transaminasas aumentan a más de 3 veces el límite superior normal, debe suspenderse el tratamiento con CRESTOR® o reducirse la dosis del mismo. Durante el uso post mercadeo se ha encontrado que la tasa de reportes de eventos hepáticos serios (consistentes principalmente en un incremento de las transaminasas hepáticas), es más alta en la dosis de 40 mg. En los pacientes con hipercolesterolemia secundaria provocada por hipotiroidismo o síndrome nefrótico, debe tratarse la enfermedad subyacente antes de empezar el tratamiento con CRESTOR®. Raza: Estudios farmacocinéticos han demostrado un aumento de la exposición en sujetos asiáticos con respecto a sujetos de raza blanca. Niños y adolescentes de 10 a 17 años de edad: La evaluación del crecimiento lineal (talla), peso, IMC (índice de masa corporal), y características secundarias de maduración sexual por medio del estadiaje de Tanner en pacientes pediátricos que estén tomando rosuvastatina está limitada a un período de un año.
Interacciones
Efecto sobre rosuvastatina de productos medicinales coadministrados: Datos in vitro e in vivo indican que rosuvastatina no tiene interacciones clínicamente significativas con el citocromo P450 (como un sustrato, inhibidor o inductor). Rosuvastatina es un sustrato para ciertas proteínas transportadoras, incluyendo el transportador de captación hepática OATP1B1 y transportador de eflujo BCRP. La administración concomitante de CRESTOR® con productos medicinales que sean inhibidores de estas proteínas transportadoras puede producir aumento en las concentraciones plasmáticas de rosuvastatina y riesgo incrementado de miopatía. Interacciones que requieren ajustes de la dosis de rosuvastatina: Cuando sea necesario coadministrar CRESTOR® con otros productos medicinales conocidos por incrementar la exposición a rosuvastatina, se deben ajustar las dosis de CRESTOR®. Iniciar con una dosis de 5 mg de CRESTOR® una vez al día si el incremento esperado en la exposición (ABC) es aproximadamente 2 veces o más. La dosis máxima diaria de CRESTOR® se debe ajustar de tal modo que la exposición esperada a rosuvastatina no tenga probabilidad de exceder la de una dosis de 40 mg diarios de CRESTOR® tomada sin productos medicinales interactuantes, por ejemplo, una dosis de 5 mg de CRESTOR® con ciclosporina (incremento de 7.1 veces en la exposición), una dosis de 10 mg de CRESTOR® con la combinación ritonavir/atazanavir (incremento de 3.1 veces) y una dosis de 20 mg de CRESTOR® con gemfibrozil (incremento de 1.9 veces). Embarazo y lactancia: No se ha establecido la seguridad de CRESTOR® durante el embarazo y la lactancia. Las mujeres en edad fértil deben usar medidas anticonceptivas apropiadas.
Sobredosificación
No existe un tratamiento específico en caso de sobredosis. En caso de sobredosis, el paciente debe recibir un tratamiento sintomático y las medidas de apoyo que convengan. La hemodiálisis no aportará probablemente ningún beneficio.
Presentación
CRESTOR® 5 mg: caja x 10, 20, 28 y 30 tabletas recubiertas. Reg. San. No. INVIMA 2007M-0007101. CRESTOR® 10 mg: caja x 7, 10, 14, 20, 28 y 30 tabletas recubiertas. Reg. San. No. INVIMA 2004M-0003229. CRESTOR® 20 mg: caja x 7, 10, 14, 20, 28 y 30 tabletas recubiertas. Reg. San. No. INVIMA 2004M-0003173. CRESTOR® 40 mg: caja x 7, 14 y 28 tabletas recubiertas. Reg. San. No. INVIMA 2008M-0007976.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *