CRIVOSIN (VINCRISTINA) PISA - Precauciones

Los pacientes que reciben Vincristina deben estar bajo supervisión médica especializada en quimioterapia antineoplásica. La dosis debe ser ajustada individualmente de acuerdo a la respuesta clínica de cada paciente o a la presencia de toxicidad severa. La Vincristina puede administrase por vía intravenosa directa o a través de venoclisis por infusión corta en un periodo de 60 segundos. No debe administrase por vía intratecal debido a que se han reportado casos letales con esta vía. La administración de Vincristina debe ser cuidadosa para evitar la extravasación ya que esto pudiera causar daño tisular. Si esto llegara a ocurrir, se debe de interrumpir de inmediato la administración y completar la dosis por otra vena. La irritación local y la celulitis se pueden disminuir con la inyección local de hialuronidasa, aplicación de calor local y compresas húmedas. En pacientes con leucemia o linfoma, la hidratación oral adecuada puede prevenir o disminuir el riesgo de nefropatía por ácido úrico. En algunos casos se requiere administrar alopurinol y si las concentraciones de ácido úrico son elevadas, puede ser necesaria la alcalinización urinaria. Se debe tener un control estricto de líquidos ya que se ha reportado que la Vincristina puede ocasionar síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética. Si se presentan sintomatología de este síndrome o de hiponatremia, se debe interrumpir temporalmente el tratamiento con la restricción de líquidos y si es necesario se puede usar un diurético de asa. Se recomienda reducir la dosis en pacientes que desarrollen hipotensión, parestesias, depresión de los reflejos osteotendinosos y debilidad motora.