DEXAMETASONA - Efectos colaterales

El tratamiento a largo plazo diario puede inhibir el crecimiento en niños. Ocasionalmente aparece una miopatía. Dosis elevadas pueden provocar insomnio, hipercinesia, irritabilidad, euforia. Aumento del apetito. La interrupción brusca del tratamiento provoca un síndrome de supresión con fiebre, mialgias, artralgias y malestar.