DIAZEPAM - Reacciones adversas

Las más comunes son: Fatiga, somnolencia y debilidad muscular; normalmente son dependiente de la dosis. Otros efectos menos frecuentes son: Amnesia anterógrada, confusión, estreñimiento, depresión, diplopía, dificultad de articular las palabras, dolor de cabeza, hipotensión, incontinencia, trastornos de la libido, náuseas, sequedad de la boca o secreción salivar exagerada, erupciones cutáneas, temblor, retención urinaria, vértigo y visión borrosa. Muy raramente: Depresión circulatoria, variaciones en el ritmo del pulso, paro cardiaco, elevación de las transaminasas y de la fosfatasa alcalina, así como algunos casos de ictericia. Se han observado reacciones paradójicas tales como: Excitación aguda, ansiedad, trastornos del sueño y alucinaciones. Si ocurrieran estos efectos se debería interrumpir el tratamiento. Por vía parenteral (especialmente IV) pudieran darse: Trombosis, flebitis, irritación local o hinchazón. Por vía IM (exclusivamente) puede aumentarse la actividad de la creatinfosfoquinasa sérica (con valores máximos a las 12 - 14 horas). Debe evitarse la inyección en venas pequeñas y, en particular, deben evitarse estrictamente la inyección intra-arterial o extravasación. La inyección intramuscular puede provocar dolor local acompañados en algunos casos de eritema en el lugar de la inyección. La sensibilidad al tacto es relativamente frecuente. Es controvertida su acción teratógenica durante el primer trimestre del embarazo. Durante el parto puede causar depresión respiratoria en el recién nacido.