DIPROFORMO - Indicaciones

La actividad antiinflamatoria y antiprurítica del dipropionato de betametasona combinado con la acción antibacteriana y antifungal de clioquinol, provee un amplio control para desórdenes dermatológicos agudos y crónicos que cursan con infección bacteriana o micótica sobreagregada por gérmenes susceptibles al clioquinol o cuando se sospecha la posibilidad de tal infección. Estos desórdenes incluyen: psoriasis, dermatitis por contacto, dermatitis atópica (eccema alérgico), neurodermatitis (liquen simple crónico), liquen plano, eccema (incluyendo eccema numular, eccema de las manos, dermatitis eccematosa), intertrigo, dishidrosis (ponfólix), dermatomicosis (tiña, moniliasis), dermatitis seborreica, dermatitis exfoliativa, solar, otitis externa, prurito anogenital y senil.