DIPROSPAN - Dosificación

Los requisitos posológicos son variables y deben individualizarse en base a la enfermedad específica, su severidad y la respuesta del paciente al corticosteroide. La dosis inicial debe mantenerse o ajustarse hasta observar una respuesta satisfactoria. Si no ocurriese una respuesta clínica satisfactoria después de un período razonable, el tratamiento con DIPROSPAN suspensión debe suspenderse e instituirse otro tratamiento apropiado. Administración para efecto sistémico: El tratamiento sistémico se inicia con 1 a 2 ml en la mayoría de los trastornos, dosis que se repite según sea necesario cada 3-4 semanas. La administración se hace por medio de inyección intramuscular glútea profunda. La dosis y la frecuencia de la misma dependerán de la gravedad del estado del paciente y de su respuesta al tratamiento. Inicialmente, en el caso de enfermedad severa, por ejemplo lupus eritematoso o el estado asmático se puede resolver instituyendo los procesos salvavidas apropiados, puede ser necesario administrar 2 ml. Una amplia variedad de afecciones dermatológicas responden eficazmente a una inyección IM de 1ml de DIPROSPAN Suspensión repetida de acuerdo con la respuesta de la afección. En los trastornos de las vías respiratorias, el inicio del alivio de los síntomas ha ocurrido a las pocas horas de administrarse una inyección IM de DIPROSPAN suspensión. En casos de asma bronquial, fiebre del heno, bronquitis alérgica y rinitis alérgica se ha logrado control eficaz de los síntomas con la administración de 1 a 2 ml. En el tratamiento de la bursitis aguda o crónica, se lograron resultados excelentes con una inyección IM de 1 a 2ml de DIPROSPAN suspensión, repetida según fuese necesario. Administración para efecto local: El uso concomitante con anestésico local rara vez se necesita debido a las propiedades especiales de DIPROSPAN descritas anteriormente. Si se deseara coadministrar un anestésico local, la suspensión de DIPROSPAN puede mezclarse en la jeringa (no en la ampolla) con procaína clorhidrato al 1% o 2% o con lidocaína al 1%, usando formulas que no contengan parabenos. También pueden usarse anestésicos locales similares. Los anestésicos que contienen metilparabenos, propilparabenos, fenol etc, deben evitarse. La dosis necesaria de DIPROSPAN se retira primero del vial dentro de la jeringuilla y a continuación se toma el anestésico local y la jeringuilla se agita brevemente. Bursitis, tenosinovitis, peritendinitis: En la bursitis aguda subdeltoidea, subacromial, olecraneana y prepatelar, una inyección intrabursal de 1 a 2 ml de la suspensión de DIPROSPAN puede aliviar el dolor y restaurar el movimiento completamente en unas pocas horas. La bursitis crónica puede tratarse con dosis reducidas, una vez se hayan controlado los síntomas agudos. En las formas crónicas de los trastornos antes mencionados, puede ser necesario repetir las inyecciones de acuerdo con la necesidad del estado paciente. Artritis reumatoide y osteoartritis: Después de la inyección intraarticular de 0,5 a 2,0 ml de la suspensión de DIPROSPAN, el alivio del dolor y de la rigidez puede ocurrir entre 2 y 4 horas. La duración del alivio, que varía grandemente en ambos trastornos, se sostiene por 4 o más semanas en la mayoría de los casos. Una inyección intraarticular de DIPROSPAN se tolera bien en la articulación y en los tejidos periarticulares.


Trastornos dermatológicos: Los trastornos dermatológicos que pueden responder a la inyección de suspensión de DIPROSPAN directa en la lesión. La respuesta de algunas lesiones no tratadas directamente puede deberse al ligero efecto sistémico de la droga. En el tratamiento intralesional se recomienda una dosis intradérmica de 0,2 ml/cm2 de la suspensión de DIPROSPAN inyectada uniformemente con una jeringa de tuberculina y una aguja de calibre 26. La dosis total de la suspensión de DIPROSPAN inyectada en todos los sitios semanalmente, no debería exceder 1,0 ml. DIPROSPAN puede usarse eficazmente en trastornos del pie que responden al tratamiento corticosteroide. La bursitis debajo del heloma duro puede controlarse con dos inyecciones de 0,25 ml cada una. En algunos trastornos como el Hallux rigidus, quinto dedo varo y artritis gotosa aguda, el inicio del alivio puede ser rápido. Para la mayoría de las inyecciones es adecuada una jeringuilla de tuberculina con aguja calibre 25. Dosis recomendada a intervalos de aproximadamente una semana: bursitis debajo del heloma duro 0,25 a 0.5 ml; bursitis debajo del espolón calcáneo 0,5 ml; bursitis sobre el hallus rigidus 0,5 ml; bursitis sobre el quinto dedo varo, 0,5ml; quiste sinovial,0,5 ml; neuralgia de Morton (metatarsalgia), 0,25 a 0,5 ml; tenosinovitis, 0,5 ml; periostitis del cuboide, 0,5 ml; artritis gotosa aguda, 0,5 a 1 ml. Cuando se observe una respuesta favorable, debe determinarse la dosis apropiada de mantenimiento reduciendo la dosis farmacológica inicial en valores pequeños, a intervalos apropiados hasta alcanzar la dosis menor que mantenga una respuesta clínica adecuada. La exposición del paciente a situaciones de estrés no relacionadas con la enfermedad que se está tratando, puede necesitar un aumento de la posología de DIPROSPAN suspensión. Si el fármaco se ha de suspender después del tratamiento prolongado, la posología debe reducirse gradualmente.