DORMICUM INYECTABLE - Interacciones

a) Interacciones farmacocinéticas: el midazolam se metaboliza casi exclusivamente por medio de la enzima 3ª4 del citocromo P450 (CYP3A4). Los inhibidores y los inductores de la CYP3A pueden incrementar y reducir las concentraciones plasmáticas y, consecuentemente, los efectos farmacodinámicos del midazolam. Interacciones farmacodinámicas: la coadministración de midazolam con otros sedantes/ hipnóticos, como el alcohol, probablemente se traduzca en mayores efectos sedantes/ hipnóticos. Entre los ejemplos se cuentan los opiáceos/opioides (utilizados como analgésicos, antitusivos o tratamientos sustitutivos), antipsicóticos, otras benzodiazepinas utilizadas como ansiolíticos o hipnóticos, barbitúricos, propofol, ketamina, etomidato; antidepresivos sedantes, antihistamínicos y antihipertensivos de acción central. El midazolam disminuye la concentración alveolar mínima de los anestésicos inhalatorios. La coadministración de midazolam con depresores del SNC, el alcohol inclusive, puede conllevar una potenciación de los efectos sobre la sedación, la respiración y la hemodinámica; por ello, han de vigilarse adecuadamente las constantes vitales. El alcohol ha de evitarse totalmente en los pacientes tratados con midazolam (ver Reacciones adversas). Se ha demostrado que la anestesia intradural puede incrementar el efecto sedante del midazolam IV, por lo que debería reducirse la dosis de este fármaco. Asimismo, cuando se administró lidocaína o bupivacaína por vía intramuscular, la dosis de midazolam IV requerida para la sedación fue menor. Los fármacos que potencian la vigilancia/memoria, como la fisostigmina (inhibidor de la AchE), invirtieron los efectos hipnóticos del midazolam. De forma similar, 250mg de cafeína invirtieron en parte los efectos sedantes del midazolam. Uso en poblaciones especiales: embarazo y lactancia: embarazo: en general, las benzodiazepinas deben evitarse durante el embarazo, salvo que no exista otra alternativa terapéutica más inocua. Tras la administración de midazolam en el tercer trimestre del embarazo o en altas dosis durante el parto, se han descrito irregularidades en la frecuencia cardíaca del feto, así como hipotonía, mala lactación, hipotermia y depresión respiratoria moderada en el neonato. Por otro lado, los hijos de madres que hayan tomado repetida y frecuentemente benzodiazepinas durante la última fase del embarazo pueden haber nacido con dependencia física y, por tanto, correr algún riesgo de presentar síntomas de abstinencia durante el puerperio. Lactancia: el midazolam pasa en pequeñas cantidades a la leche materna. Debe aconsejarse a las madres lactantes la interrupción de la lactancia materna durante 24 horas después de la administración de midazolam. Niños: en prematuros, recién nacidos a término y niños con un peso inferior a 15kg, no se recomienda el uso de soluciones de midazolam en concentraciones superiores a 1mg/ml. Las concentraciones superiores han de diluirse hasta 1mg/ml. No se recomienda la administración IV y rectal en niños menores de 6 meses -a no ser que se encuentren en la UCI- debido a su vulnerabilidad a la obstrucción de las vías respiratorias y la hipoventilación. DORMICUM® no está indicado en niños para la inducción de la anestesia ni como componente sedante de la anestesia balanceada, ya que los datos al respecto son limitados. Ancianos: los pacientes ancianos (≥60 años) requieren dosis más bajas y deben permanecer en vigilancia continua, para poder detectar todo signo precoz de alteración de las funciones vitales. Insuficiencia renal: en los pacientes con insuficiencia renal, la farmacocinética del midazolam no ligado es similar a la observada en los voluntarios sanos. En los pacientes con nefropatía crónica, sin embargo, se ha puesto de manifiesto una acumulación de a-hidroximidazolam, que podría contribuir al efecto clínico del midazolam prolongando la sedación. Insuficiencia hepática: la insuficiencia hepática reduce el aclaramiento del midazolam IV y, consecuentemente, aumenta la semivida terminal. Por ello, los efectos clínicos pueden ser más intensos y prolongados. Puede reducirse la dosis necesaria de midazolam, y deben vigilarse las constantes vitales adecuadamente.