ESPIDIFEN - Efectos secundarios

Tracto gastrointestinal: Irritación, anorexia, náuseas, vómito, trastornos dispépticos, acidez estomacal, sensación desagradable en el vientre, diarrea, sangrado intestinal y activación de una úlcera. Sistema nervioso central: Cefalea, mareo, tinnitus y somnolencia se presentan con menor frecuencia que los efectos laterales gastrointestinales. Se han reportado reacciones psicóticas y depresión. Se cree que algunas reacciones, como meningismo y letargo, son parte de las reacciones de hipersensibilidad. Sentidos especiales: Se han reportado efectos reversibles a nivel ocular como ambliopía tóxica, visión borrosa y cambios en la percepción de los colores. Reacciones en la piel/hipersensibilidad: Se han reportado diferentes tipos de sarpullido, como urticaria, exantema y púrpura, con o sin irritación. Frecuentemente se presentan reacciones de hipersensibilidad generalizada. Estas reacciones podrían tener los siguientes síntomas: Fiebre con sarpullido, dolor estomacal, cefalea, náuseas y vómito, signos de lesión hepática e incluso meningismo. El lupus eritematoso sistémico u otras enfermedades del colágeno son factores de riesgo de la manifestación severa de una reacción de hipersensibilidad generalizada. En casos raros ibuprofeno podría provocar broncoespasmo en pacientes predispuestos. Se ha reportado alopecia en mujeres de raza negra. Cuadro sanguíneo: El ibuprofeno puede aumentar el tiempo de sangrado con dosis superiores a 1.000 mg al día. Se han reportado anormalidades de naturaleza variable en el cuadro sanguíneo, como p. ej., trombocitopenia, granulocitopenia, agranulocitosis, anemia hemolítica y anemia aplásica. Estas anormalidades del cuadro sanguíneo se pueden presentar particularmente después del uso prolongado de dosis altas. Hígado: Se han reportado desórdenes en la función hepática (aumento de los niveles de transaminasas en suero) e ictericia. Pueden presentarse reacciones tóxicas que comprometan el hígado como parte de reacciones de hipersensibilidad generalizada. Riñones: Son posibles la retención de sodio y la retención de líquidos, como p. ej., edema. Se ha reportado disuria y nefritis intersticial aguda. Pueden presentarse grados variables de desórdenes de la función renal, principalmente después del uso prolongado de dosis altas. La reducción aguda de la función renal puede estar asociada también con reacciones de hipersensibilidad. Varias: Se han reportado incidentalmente estomatitis, anormalidades del ciclo menstrual y aumento del nivel sérico de ácido úrico.