FASTFEN - Sobredosificación

La sobredosis puede dar manifestaciones clínicas de toxicidad de tramadol, por acetaminofén, o ambas. Los síntomas iniciales de sobredosis con tramadol pueden incluir depresión respiratoria y/o convulsiones. Los agudos (primeras 24 horas) de sobredosificación por acetaminofén incluyen anorexia, náusea, vómito, malestar general, palidez y diaforesis. Las consecuencias potencialmente serias de sobredosificación con tramadol incluyen depresión respiratoria, letargo, coma, convulsión, paro cardiaco y muerte. Las consecuencias potencialmente serias de sobredosis con acetaminofén incluyen necrosis hepática que conduce a falla hepática y muerte. También se pueden producir necrosis tubular renal, hipoglicemia y alteraciones de la coagulación. Los primeros síntomas de sobredosificación potencialmente hepatotóxica de acetaminofén incluyen náusea, vómito, diaforesis y malestar general. Las alteraciones clínicas y de laboratorio de la toxicidad hepática pueden demorar en aparecer entre 48 y 72 horas después de la sobredosificación. Tratamiento de la sobredosis: En caso de sobredosificación debe consultarse inmediatamente un centro de toxicología. El tratamiento de la sobredosis debe prestar especial atención al mantenimiento de ventilación adecuada, y medidas apropiadas de soporte. Aun cuando naloxona revierte algunos, pero no todos los síntomas de la sobredosis de tramadol, su uso en caso de sobredosificación por tramadol podría incrementar el riesgo de convulsiones. En animales las convulsiones observadas por dosis tóxicas de tramadol pueden ser suprimidas por barbitúricos o benzodiazepinas. Se sabe que un período de cuatro horas de hemodiálisis retira tan sólo 7% del tramadol en la sangre. Para el tratamiento de la sobredosis de acetaminofén se deben seguir las recomendaciones estándar.