Prospecto FLUCONAZOL

Composición
Fluconazol 150 mg.
Indicaciones
Candidiasis orofaríngea, esofágica y vaginal, criptococosis incluyendo meningitis por criptococo e infecciones en otros sitios (pulmonar etc.) candidemia, candidiasis diseminada y otras formas invasoras de infección. Prevención de infecciones micóticas en pacientes con cáncer, predispuestos a contraer estas infecciones como resultado de la quimioterapia o radioterapia.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad al fluconazol o a los derivados triazólicos.
Embarazo y lactancia
Categoría C. Lactancia: no se recomienda su uso.
Reacciones adversas
Trastornos de la sangre y el sistema linfático: Agranulocitosis, leucopenia, neutropenia, trombocitopenia. Trastornos del sistema inmunológico: Anafilaxia, angioedema. Trastornos del metabolismo y la nutrición: Hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia, hipopotasemia. Trastornos psiquiátricos: Insomnio, somnolencia. Trastornos del sistema nervioso: Cefalea. Convulsiones, mareo, parestesias, temblor. Trastornos del oído y el laberinto: Vértigo. Trastornos cardiacos: Torsade de pointes, prolongación del QT. Trastornos gastrointestinales: Dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómito, dispepsia, flatulencia, boca seca. Trastornos hepatobiliares: Aumento de AST, ALT y fosfatasa alcalina, colestasis, ictericia, aumento de las bilirrubinas, toxicidad hepática, insuficiencia hepática, necrosis hepato celular, hepatitis, daño hepato celular. Trastornos de la piel y el tejido subcutáneo: Erupción, prurito, urticaria, diaforesis, erupción medicamentosa, necrólisis epidérmica tóxica, síndrome de Stevens-Johnson, pustulosis exantemática generalizada aguda, dermatitis exfoliativa, edema facial, alopecia. Trastornos músculo esqueléticos, del tejido conectivo y el hueso: Mialgia. Trastornos generales y problemas del sitio de administración: Fatiga, malestar general, astenia, fiebre.
Advertencias
El fluconazol se debe administrar con precaución en pacientes que tienen disfunción hepática. Fluconazol ha sido asociado con unos pocos casos de toxicidad hepática seria que incluye muertes, sobre todo en pacientes que tiene padecimientos médicos serios subyacentes. En los casos de hepatotoxicidad asociada con el fluconazol no se observó una relación obvia con la dosis diaria total, la duración de terapia, el sexo o la edad del paciente. La hepatotoxicidad por fluconazol por lo general ha sido reversible al suspender la terapia. En los pacientes que presentan anomalías en las pruebas de función hepática durante la terapia con fluconazol se les debe vigilar la aparición de lesión hepática más seria. Se deberá interrumpir el fluconazol en caso de que sobrevengan síntomas o signos clínicos concordantes con enfermedad hepática que puedan ser atribuibles al fluconazol. Unos pocos pacientes han presentado reacciones cutáneas exfoliativas como el síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica durante el tratamiento con fluconazol. Los pacientes con sida son más proclives al desarrollo de reacciones cutáneas más graves a muchos fármacos. Si en un paciente que está siendo tratado por una infección micótica superficial sobreviene una erupción que se considera que puede ser atribuible al fluconazol, se debe suspender la terapia con este agente. Si los pacientes que sufren infecciones micóticas invasivas/sistémicas presentan erupciones, se deben vigilar estrechamente y suspenderles el fluconazol en caso de que les aparezcan lesiones ampollosas o eritema multiforme. En unos pocos casos, igual que sucede con otros compuestos azólicos, se ha informado la aparición de anafilaxia. Algunos azoles, incluido el fluconazol, han sido asociados con prolongación del intervalo QT en el electrocardiograma. Durante vigilancia posterior al mercadeo, se han presentado unos muy pocos casos de prolongación del QT y torsade de pointes en pacientes que toman fluconazol. Estos informes incluyeron a pacientes gravemente enfermos que tenían múltiples factores de riesgo que se prestan a confusión, como enfermedad cardiaca estructural, desequilibrios electrolíticos y uso concomitante de medicamentos que pueden haber contribuido al problema. El fluconazol se debe administrar con precaución en pacientes que tienen estas afecciones potencialmente proarrítmicas. El fluconazol se debe administrar con precaución en pacientes que tienen disfunción renal. El fluconazol es un potente inhibidor de la CYP2C9 y un inhibidor moderado de la CYP3A4. Se debe vigilar a los pacientes tratados con fluconazol que reciben tratamiento concomitante con fármacos que tienen una ventana terapéutica estrecha y son metabolizados a través de CYP2C9 y CYP3A4. Interacciones farmacológicas: El uso concomitante de los siguientes productos medicinales está contraindicado: cisaprida, terfenadina, astemizol, pimozida y eritromicina.
Presentación
Caja por 1 y caja por 2 cápsulas. R.S. INVIMA 2007 M- 007337 R1. FLUCONAZOLGENFARCápsulas 200mgAntimicótico de amplio espectro.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *