GARAMICINA SOLUCION INYECTABLE - Indicaciones

GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE está indicada en el manejo de las siguientes infecciones causadas por microorganismos susceptibles. 1. Infecciones del tracto genitourinario (incluyendo pélvicas). 2. Infecciones del sistema respiratorio. 3. Bacteriemia y sepsis (incluyendo sepsis neonatal). 4. Infecciones severas del sistema nervioso central como meningitis. 5. Infecciones del tracto gastrointestinal. 6. Infecciones intraabdominales (incluyendo peritonitis). 7. Heridas y quemaduras infectadas. 8. Infecciones de la piel, óseas y de los tejidos blandos, incluyendo heridas y quemaduras infectadas. 9. Infecciones oculares. GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE debe considerarse como tratamiento inicial en la sepsis gramnegativa presuntiva o comprobada. Si se sospecha de infecciones por bacterias gramnegativas, la decisión de continuar el tratamiento con GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE deberá basarse en los resultados de las pruebas de sensibilidad, en la respuesta clínica del paciente y en la tolerancia al medicamento. En las infecciones graves, cuando se desconoce el microorganismo infectante, GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE puede administrarse como tratamiento inicial, en asociación con un antibiótico tipo penicilina o cefalosporina, antes de obtener los resultados de las pruebas de sensibilidad. Si se sospecha la presencia de microorganismos anaeróbicos, debe asociarse a GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE un tratamiento antimicrobiano apropiado o debe continuarse con otro tratamiento antibiótico adecuado. GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE se ha empleado eficazmente en asociación con la carbenicilina o ticarcilina en el tratamiento de infecciones muy graves causadas por Pseudomonas aeruginosa. También ha sido eficaz en asociación con antibióticos tipo penicilina en el tratamiento de la endocarditis causada por estreptococos del grupo D. GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de las infecciones estafilocócicas graves. En el período perioperatorio, se puede iniciar la administración de GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE antes de la operación y continuarla durante el posoperatorio para el tratamiento de infecciones presuntas o confirmadas debidas a microorganismos susceptibles.