GARAMICINA SOLUCION INYECTABLE - Reacciones adversas

Nefrotoxicidad: Se han comunicado efectos renales adversos, generalmente en pacientes con historia de compromiso renal o en pacientes tratados por periodos prolongados o con dosis mayores que las recomendadas. Neurotoxicidad: Se ha observado toxicidad vestibular y coclear. Estos efectos adversos ocurren principalmente en pacientes con insuficiencia renal y en los tratados con dosis elevadas y/o durante periodos prolongados. Los síntomas de ototoxicidad inducida por aminoglucósidos pueden incluir mareos, vértigo, tinnitus y pérdida de la audición. Esta última generalmente se manifiesta como una reducción de la agudeza de tonos altos y puede ser irreversible. Al igual que con otros antibióticos aminoglucósidos, las anormalidades vestibulares pueden ser irreversibles. Otros factores que aumentan el riesgo de ototoxicidad debido al uso de antibióticos aminoglucósidos incluyen, la deshidratación, administración combinada con ácido etacrínico o furosemida y uso previo de otros agentes ototóxicos. También se ha informado casos de disminución de la sensibilidad, hormigueo de la piel, espasmos musculares, convulsiones y un síndrome similar a la miastenia grave. Otras reacciones adversas, posiblemente relacionadas con gentamicina incluyen: cefalea, depresión, trastornos visuales, pérdida de peso, hipotensión e hipertensión, rash, prurito, urticaria, quemazón, edema laríngeo, reacciones anafilactoides, fiebre, náuseas, vómito, incremento de la salivación, estomatitis, púrpura, pseudotumor cerebral, fibrosis pulmonar, alopecia, dolor articular, hepatomegalia y esplenomegalia. Las anormalidades de laboratorio posiblemente relacionadas con gentamicina incluyen: aumento de transaminasas séricas(SGOT, SGPT), aumentos de la dehidrogenasa láctica sérica (LDH) y bilirrubina; disminución del potasio, calcio, sodio y magnesio; otras pruebas anormales de la función hepática; reducción de la hemoglobina, los leucocitos y las plaquetas, eosinofilia y anemia. Si bien las anormalidades en pruebas de laboratorio pieden ser insignificantes, en ciertos casos puede asociarse a la sintomatología clínica. Aunque la tolerabilidad local a GARAMICINA® SOLUCIÓN INYECTABLE generalmente es excelente, se han recibido informes ocasionales de dolor o reacción local en el sitio de aplicación. Atrofia subcutánea o necrosis grasa, sugiriendo irritación local, ha sido reportada muy rara vez.