GENTAMICINA LA SANTE - Reacciones adversas

Todos los aminoglucósidos tienen el potencial de inducir toxicidad auditiva, vestibular y renal y bloqueo neuromuscular. Estas reacciones adversas se producen más frecuentemente en pacientes con insuficiencia renal, en pacientes en tratamiento con medicamentos ototóxicos o nefrotóxicos y en pacientes tratados durante largos períodos y/o con dosis superiores a las recomendadas. Estas reacciones son dependientes de la dosis, del espaciado de estas y de la duración del tratamiento. Los síntomas pueden aparecer durante el tratamiento o una vez finalizado. En el sistema nervioso se han reportado como muy frecuentes: Neurotoxicidad-ototoxicidad: Con pérdida de la audición, vértigo o ambos por toxicidad sobre el VIII par craneal. Neurotoxicidad-bloqueo neuromuscular: Después del tratamiento con aminoglucósidos pueden aparecer parálisis muscular aguda y apnea. A nivel renal, se reportan como muy frecuentes: Nefrotoxicidad: Con aumento de creatinina sérica, albuminuria, presencia en la orina de cilindros, leucocitos o eritrocitos, azotemia y oliguria. Los pacientes de edad avanzada y pediátrica corren riesgo especialmente, por lo que se aconseja una estrecha monitorización clínica. Se recomienda una valoración del estado basal y evaluar periódicamente la función renal con valoración de electrolitos séricos, cuando los pacientes tengan tratamiento prolongado mayor a 7 a 10 días o reciban dosis mayores a las usualmente recomendadas. Los cambios en la función renal son generalmente reversibles tras la interrupción del tratamiento. También se reportan como muy frecuente: Fiebre medicamentosa. Con poca frecuencia: Atrofia subcutánea o esteatonecrosis por irritación local posterior a la administración intramuscular de gentamicina. Con rara frecuencia de aparición: Hipotensión, hipomagnesemia, eosinofilia y anemia. Muy raramente: Síndrome de Stevens-Johnson, necrosis epidérmica tóxica y anafilaxis.