IMIPRAMINA - Indicaciones

Adultos: todas las formas de depresión, incluidas las endógenas, orgánicas y psicógenas, y la depresión asociada con trastornos de la personalidad o el alcoholismo crónico. Crisis de angustia (ataques de pánico). Trastornos dolorosos crónicos. Terrores nocturnos o del sueño. Niños y adolescentes: eneuresis nocturna (solamente en pacientes de 5 o más años de edad, cuando otros tratamientos no se consideren apropiados y únicamente si se han descartado posibles causas orgánicas). Se carece de experiencia sobre el uso de imipramina en la enuresis nocturna en niños menores de 5 años. En los niños y adolescentes, no existen suficientes pruebas de la inocuidad y la eficacia de imipramina en el tratamiento de las formas de depresión, incluidas las endógenas, orgánicas y psicógenas, y de la depresión asociada con trastornos de la personalidad o alcoholismo crónico, crisis de angustia (ataques de pánico), trastornos dolorosos crónicos y terrores nocturnos o del sueño. Por lo tanto, no se recomienda la administración de imipramina a niños o adolescentes (hasta los 17 años de edad) en estas indicaciones.