Prospecto IMIPRAMINA HUMAX

Composición

Cada tableta contiene 10 y 25 mg de imipramina.
Propiedades
Mecanismo de acción: Actúa bloqueando la recaptación de Noradrenalina y Serotonina por la membrana neuronal, con lo que se potencian los efectos de éstos últimos. Presenta actividad anticolinérgica que puede ser aprovechable para el tratamiento de ciertas patologías, o ser la causa de muchos de sus efectos secundarios, produce sedación tanto en personas sanas como en deprimidas.
Farmacocinética
Su biodisponibilidad es del 30-75%. La velocidad de absorción es rápida (Tmax=1-2 h). Sufre extensa desmetilación como consecuencia del efecto de metabolismo de primer paso, dando lugar a un metabolito con mayor actividad que la imipramina, la desipramina. El grado de unión a proteínas plasmáticas es del 60-96% (imipramina), 73-92% (desipramina). Tanto la imipramina como la desipramina sufren amplio metabolismo hepático. La imipramina se elimina mayoritariamente por orina en forma de metabolitos inactivos y un 18% en forma inalterada. Su T1/2 es de 9-28 h.
Indicaciones
Estados depresivos de cualquier etiología, sintomatología y gravedad, depresión y distimias depresivas en niños, adolescentes, y ancianos; síndromes depresivos debidos a arteriosclerosis, accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Parkinson, enfermedades somáticas crónicas, síndrome doloroso crónico y alcoholismo, crisis de angustia, terrores nocturnos, dolor crónico, y enuresis nocturna en mayores de 5 años y cuando se descarte causa orgánica.
Dosificación
Forma de administración: Oral. Adultos: depresión y síndrome depresivo en pacientes ambulatorios: inicialmente, 25 mg/8-24 h, pudiendo incrementarse a lo largo de una semana, en función de la respuesta clínica, hasta un máximo de 150-200 mg/día; posteriormente, se irá reduciendo hasta la dosis usual de mantenimiento que es de 50-100 mg/día. Depresión en pacientes hospitalizados: inicialmente, 25 mg/8 h, incrementándose la dosis diariamente en 25 mg, hasta alcanzar 200 mg/día (excepcionalmente, 100 mg/8 h) y se mantendrá hasta mejoría de la depresión. La dosis usual de mantenimiento es de 100 mg/día. Crisis de angustia: inicialmente, 10 mg/24 h en posible combinación con benzodiacepina, pudiendo aumentar según tolerancia hasta 75-150 mg/día (excepcionalmente, 200 mg/día), al tiempo que se suprime gradualmente la benzodiacepina. Se recomienda mantener el tratamiento durante 6 meses y reducir lentamente la dosis de mantenimiento durante este período. Síndrome doloroso crónico: 25-300 mg/día. Generalmente 25-75 mg diarios es suficiente. Ancianos: inicialmente, 10 mg/día, aumentando la dosis en 10 días hasta 30-50 mg/día que se mantendrá hasta el final del tratamiento. Niños, oral: inicialmente, 10 mg/día, aumentando la dosis en 10 días hasta 20 mg/día (de 5-8 años), 20-50 mg/día (de 9-14 años) ó 50-80 mg/día ( > 14 años). Eneuresis nocturna ( > 5 años): La dosis diaria inicial es 20-30 mg (de 5-8 años); 25-50 mg (9-12 años); ó 25-75 mg ( > 12 años).
Contraindicaciones
Alergia a imipramina o alergia a antidepresivos tricíclicos, trastorno bipolar o manía (puede acelerar la transición hacia la fase hipomaníaca o maníaca e inducir un ciclo rápido y reversible entre la manía y la depresión). Postinfarto de miocardio ante el riesgo de producir bloqueo cardíaco. No debe administrarse en combinación con un IMAO inespecíficos o selectivos en el lapso de 14 días antes o después del tratamiento con éste. Situaciones especiales: Embarazo: no hay estudios clínicos adecuados y bien controlados en humanos, no obstante se han descrito casos aislados de malformaciones congénitas aunque no se ha podido establecer relación causal. También se han descrito casos aislados de síndrome de abstinencia neonatal (cólico, cianosis, respiración rápida e irritabilidad). Con el uso de antidepresivos tricíclicos justo antes del parto, se han descrito problemas cardíacos, irritabilidad, espasmos musculares, crisis convulsivas y retención urinaria en los recién nacidos. El uso de este medicamento sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras. Lactancia: La imipramina y su metabolito desipramina se excretan con la leche materna en pequeñas concentraciones. Sólo se admite el uso en madres lactantes utilizando dosis moderadas. Niños: La seguridad y la eficacia del uso de imipramina en niños menores de 5 años no han sido establecidas. En niños mayores de 5 años, se recomienda una reducción de la dosificación incluso en adolescentes ya que éstos también pueden mostrarse más sensibles a las dosis. Se recomienda especial control clínico. Ancianos: Los ancianos pueden ser más sensibles a los efectos anticolinérgicos tales como retención urinaria, delirio, hipotensión y sedación. Estos efectos pueden dar lugar a un aumento de la ansiedad conduciendo posiblemente a un aumento innecesario de la dosis. Se recomienda una reducción de la dosificación e incrementar la dosis gradualmente, así como un especial control clínico.
Reacciones adversas
En la mayor parte de los casos, las reacciones adversas son una prolongación de la acción farmacológica y afectan principalmente al sistema nervioso central y autónomo. Las más características son la sedación y los efectos anticolinérgicos: sequedad de boca, estreñimiento que ocasionalmente puede inducir un íleo paralítico, retención urinaria, visión borrosa, trastornos de la acomodación, glaucoma e hipertermia; Ocasionalmente (1-9%): Somnolencia; hipotensión ortostática y taquicardia especialmente en ancianos, arritmias, depresión miocárdica, cambios en el ECG (prolongación en los intervalos QT y QRS); erupciones exantemáticas, leucopenia, agranulocitosis, ictericia colestática y aumento de peso. Raramente ( < 1%) Confusión especialmente en ancianos, reducción de la concentración, alucinaciones, pesadillas, manía, parestesia, cefalea, neuropatía periférica, ataxia, temblor, convulsiones, tinitus, estomatitis, náuseas, vómitos, disgeusia, fotodermatitis, disartria, conjuntivitis, anisocoria, mialgia, galactorrea, impotencia sexual, desarreglos menstruales. El tratamiento debe ser suspendido inmediatamente en el caso que el paciente experimente algún episodio convulsivo, fiebre con sudoración, hipertensión o hipotensión, disnea, precordialgia, pérdida de control vesical o rigidez muscular grave.
Interacciones
Alcohol y otros medicamentos depresores del sistema nervioso: El uso concurrente con los antidepresivos tricíclicos puede producir potenciación de la depresión del SNC, depresión respiratoria y efectos hipotensores; se recomienda precaución y se debe reducir la dosis de alguno de los dos agentes. Además, los antidepresivos tricíclicos pueden aumentar los efectos del alcohol, especialmente durante los primeros días del tratamiento con antidepresivos tricíclicos. Anticoagulantes, derivados cumarínicos: El uso concurrente con antidepresivos tricíclicos puede aumentar la actividad anticoagulante, posiblemente por inhibición del metabolismo enzimático de los anticoagulantes. Anticonceptivos orales, que contienen estrógenos: El uso concurrente de imipramina y anticonceptivos orales por largo tiempo pueden aumentar la biodisponibilidad de la imipramina, debido a la inhibición del metabolismo de las enzimas hepáticas, lo que puede provocar toxicidad, disminución del efecto terapéutico y el empeoramiento de la depresión; este efecto es dosis dependiente. Puede ser necesario utilizar dosis más bajas de estrógenos para evitar la inhibición enzimática (con el uso de un anticonceptivo de barrera adicional) o el ajuste de la dosis de los antidepresivos tricíclicos. Anticonvulsivantes: Los antidepresivos tricíclicos pueden aumentar la depresión del SNC, disminuir el umbral convulsivo al tomar dosis altas y disminuir los efectos de la medicación anticonvulsivante; puede ser necesario ajustar la dosis de los anticonvulsivantes para controlar las convulsiones; monitorizar las concentraciones séricas de ambos medicamentos puede ser necesario para detectar una posible interacción. Barbitúricos o Carbamazepina: Las concentraciones plasmáticas y los efectos terapéuticos de los antidepresivos tricíclicos pueden ser disminuidos durante el uso concomitante con barbitúricos, especialmente el fenobarbital o carbamazepina. Lo anterior debido al aumento del metabolismo como resultado de la inducción de las enzimas microsomales hepáticas. Bupropión: El uso concomitante de Bupropión (inhibidor de CYP2D6) e Imipramina (sustrato de CYP2D6) puede producir aumento de las concentraciones de imipramina y debe realizarse con precaución. Puede iniciarse con la dosis más baja de imipramina. Si el Bupoprión se adiciona a un régimen con imipramina, debe considerarse la posibilidad de disminuir la dosis de imipramina. Vigilar la toxicidad durante la administración concomitante. Cimetidina: La cimetidina puede inhibir el metabolismo de los antidepresivos tricíclicos y aumentar las concentraciones plasmáticas, lo que puede provocar toxicidad; la reducción de la dosis de antidepresivos tricíclicos en un 20 a 30% puede ser necesaria cuando la cimetidina es administrada de manera concomitante; los pacientes deben ser estrechamente observados en síntomas como la sedación, efectos anticolinérgicos e hipotensión ortostática. Clonidina: El uso concurrente de clonidina con antidepresivos tricíclicos puede disminuir el efecto hipotensor y provocar la potenciación de los efectos depresores en el SNC. Clozapina: Tenga precaución con el uso concomitante de clozapina y otros medicamentos metabolizados por la CYP2D6. Puede ser necesaria la disminución de la dosis de Clozapina y otros sustratos de la CYP2D6. Monitorizar el incremento de efectos adversos. Fluoxetina: El uso concurrente con antidepresivos tricíclicos con fluoxetina ha provocado aumento de las concentraciones plasmáticas de los antidepresivos tricíclicos, posiblemente debido a la inhibición del metabolismo; se recomienda la reducción de la dosis de los antidepresivos alrededor del 50% si se emplea conjuntamente con fluoxetina. Haloperidol: No se recomienda el uso de antidepresivos tricíclicos y antipsicóticos debido a un incremento en los efectos cardiotóxicos: prolongación del intervalo QT, puntas torcidas e infarto cardíaco. Inhibidores de la enzima Monoaminooxidasa (IMAO): Selegilina: El uso concurrente de imipramina con IMAO está contraindicado. Puede causar Síndrome Serotoninérgico maligno (SSM), caracterizado por episodios hiperpiréticos, convulsiones severas, crisis hipertensivas y la muerte. Antes de iniciar Imipramina se deben trascurrir 14 días después de descontinuar el tratamiento con un IMAO. Antes de iniciar un IMAO deben transcurrir 14 días después de descontinuar el tratamiento con Imipramina. Levotiroxina: El uso concomitante de levotiroxina con antidepresivos tricíclicos, puede incrementar los efectos terapéuticos y tóxicos de ambos medicamentos. Los efectos tóxicos incluyen riesgo de arritmias cardíacas y estimulación del SNC. Si el uso concomitante es requerido, monitorizar al paciente y considerar ajuste de dosis de unos o ambos de medicamentos. Metilfenidato: La co-administración de anfetaminas y antidepresivos tricíclicos u otros agentes simpaticomiméticos podría conducir a hipertensión arterial, aumento de los efectos cardiovasculares, o la estimulación del SNC. Tenga cuidado si este tipo de tratamiento se justifica. Vigile de cerca al paciente. Nafazolina, oftálmica. *Oximetazolina, nasal u oftálmica. *Fenilefrina, nasal u oftálmica. *Xilometazolina, nasal. Si se produce absorción sistémica significativa, el uso concomitante con los antidepresivos tricíclicos pueden potenciar los efectos vasoconstrictores de estos medicamentos.
Conservación
Mantener en un lugar fresco entre 20 y 25°C, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa. No dejar al alcance de los niños.
Información al paciente
Se recomienda tomar con los alimentos, si se toma una sola dosis, se administrará después de cenar, evitar el consumo de bebidas alcohólicas, los antidepresivos pueden producir somnolencia, disminución de la alerta, e incluso vértigo. Por ello, no conduzca o maneje maquinaria compleja hasta que conozca cómo le afecta este medicamento. No es recomendable una exposición prolongada al sol ante el riesgo de que puedan producirse manifestaciones de fotosensibilidad.
Presentación
Caja x 20 y 50 tabletas x 10 mg Registro INVIMA 2012M-0012924. Caja x 50 y 100 tabletas x 25mg Registro INVIMA 2004M-0003446.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *