IMIPRAMINA HUMAX - Contraindicaciones

Alergia a imipramina o alergia a antidepresivos tricíclicos, trastorno bipolar o manía (puede acelerar la transición hacia la fase hipomaníaca o maníaca e inducir un ciclo rápido y reversible entre la manía y la depresión). Postinfarto de miocardio ante el riesgo de producir bloqueo cardíaco. No debe administrarse en combinación con un IMAO inespecíficos o selectivos en el lapso de 14 días antes o después del tratamiento con éste. Situaciones especiales: Embarazo: no hay estudios clínicos adecuados y bien controlados en humanos, no obstante se han descrito casos aislados de malformaciones congénitas aunque no se ha podido establecer relación causal. También se han descrito casos aislados de síndrome de abstinencia neonatal (cólico, cianosis, respiración rápida e irritabilidad). Con el uso de antidepresivos tricíclicos justo antes del parto, se han descrito problemas cardíacos, irritabilidad, espasmos musculares, crisis convulsivas y retención urinaria en los recién nacidos. El uso de este medicamento sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras. Lactancia: La imipramina y su metabolito desipramina se excretan con la leche materna en pequeñas concentraciones. Sólo se admite el uso en madres lactantes utilizando dosis moderadas. Niños: La seguridad y la eficacia del uso de imipramina en niños menores de 5 años no han sido establecidas. En niños mayores de 5 años, se recomienda una reducción de la dosificación incluso en adolescentes ya que éstos también pueden mostrarse más sensibles a las dosis. Se recomienda especial control clínico. Ancianos: Los ancianos pueden ser más sensibles a los efectos anticolinérgicos tales como retención urinaria, delirio, hipotensión y sedación. Estos efectos pueden dar lugar a un aumento de la ansiedad conduciendo posiblemente a un aumento innecesario de la dosis. Se recomienda una reducción de la dosificación e incrementar la dosis gradualmente, así como un especial control clínico.