INDERAL - Reacciones adversas

INDERAL es usualmente bien tolerado. En estudios clínicos las posibles reacciones adversas reportadas son usualmente atribuibles a las acciones farmacológicas de propranolol. Se han reportado, las siguientes posibles reacciones adversas, listadas por sistemas: Frecuentes (1 - 9.9%): Trastornos generales: Fatiga y/o lasitud (a menudo transitoria). Trastornos cardiovasculares: Bradicardia, extremidades frías, fenómeno de Raynaud. Trastornos del sistema nervioso: Trastornos del sueño, pesadillas. Poco frecuentes (0.1 - 0.9%): Trastornos gastrointestinales: Trastornos gastrointestinales, tales como náuseas, vómitos y diarrea. Raras (0.01 - 0.09%): Trastornos generales: Mareos. Trastornos de la sangre: Trombocitopenia. Trastornos cardiovasculares: Deterioro de la insuficiencia cardiaca, precipitación de bloqueo cardíaco, hipotensión postural que se puede asociar a síncope, exacerbación de claudicación intermitente. Trastornos del sistema nervioso: Alucinaciones, psicosis, cambios de humor, confusión. Trastornos de la piel: Púrpura, alopecia, reacciones cutáneas psoriasiformes, exacerbación de la psoriasis, erupciones cutáneas. Trastornos neurológicos: Parestesia, Trastornos oculares: Sequedad ocular, trastornos visuales. Trastornos respiratorios: Se puede producir broncoespasmo en pacientes con asma bronquial o un historial de episodios asmáticos, a veces con resultado fatal. Muy raras ( < 0.01%): Trastornos endocrinos: Se ha notificado hipoglucemia en neonatos, lactantes, niños, ancianos, pacientes sometidos a hemodiálisis, pacientes con tratamiento antidiabético concomitante, pacientes sometidos a un ayuno prolongado y pacientes con enfermedad hepática crónica. Investigaciones: Un aumento de ANA (anticuerpos antinucleares) ha sido observado, sin embargo, no es clara la relevancia clínica de esto. Trastornos del sistema nervioso Se han producido comunicaciones aisladas de síndrome similar a miastenia grave o exacerbación de miastenia grave. Se debe considerar el descontinuar el medicamento si, de acuerdo al juicio clínico, el bienestar del paciente es afectado por cualquiera de las reacciones anteriores. La suspensión de la terapia con un -bloqueador debe ser gradual. En el raro caso de intolerancia, manifestado como bradicardia e hipotensión, el medicamento debe ser suspendido y si es necesario, se recurrirá a un tratamiento para sobredosificación.