INMOX - Precauciones

Debido a que es posible que la Duloxetina y el alcohol interactúen y causen lesiones hepáticas, Inmox® no se debe prescribir a pacientes que consumen alcohol. Los pacientes con trastorno depresivo mayor pueden experimentar un agravamiento de su depresión y/o la aparición de fantasías y conductas suicidas o cambios inusuales en el comportamiento, independientemente de que estén tomando medicaciones antidepresivas. Si los síntomas empeoran se debe considerar el cambio del régimen terapéutico, e incluso la posible interrupción de la medicación. Existen reportes de hepatotoxicidad asociada a la administración de Duloxetina, la expresión de esta hepatotoxicidad puede ir desde elevación de las transaminasas, hasta falla hepática aguda, por lo que se aconseja efectuar un control muy cercano en los pacientes especialmente al comienzo de la terapéutica o durante la etapa de cambios o aumento de la posología. Se pueden presentar Hipotensión ortostática y síncope durante las primeras semanas de tratamiento. Los antidepresivos, incluyendo la Duloxetina, pueden incrementar el riesgo de sangrado. El uso concomitante de Ácido AcetilSalicílico (ASA), otros AINEs, warfarina u otros anticoagulantes, aumenta dicho riesgo. Efecto sobre la tensión arterial (TA): En estudios controlados contra placebo, la TA sistólica, en los pacientes que recibieron Duloxetina solo se incrementó en promedio 0,5 mm Hg, y la TA diastólica en 0,8 mm Hg, comparado contra un descenso promedio de 0,6 mm Hg en la TA sistólica y 0,3 mm Hg en la diastólica de los pacientes que recibieron placebo. Patologías asociadas: La Duloxetina no ha sido evaluada sistemáticamente en pacientes con infarto de miocardio reciente o angina inestable, por lo tanto se desconoce la tolerancia de la medicación en estos casos. La Duloxetina puede producir midriasis por lo tanto debe usarse con mucho cuidado en pacientes con antecedentes de glaucoma de ángulo cerrado. Se ha observado empeoramiento del control de la glicemia en pacientes con diabetes mellitus tipo II y tratamiento concomitante con Duloxetina. Retención urinaria: Dado que la Duloxetina afecta la resistencia uretral, si se presenta disminución en la fuerza del chorro de orina, debe considerarse la posibilidad que esto sea ocasionado por la administración del fármaco. Interrupción del tratamiento con Duloxetina: Se ha informado de síntomas asociados con la interrupción de Duloxetina. Siempre que sea posible, se recomienda realizar una reducción gradual de la dosis en lugar de una interrupción abrupta. Cambio de terapia: Deben transcurrir al menos 14 días entre la suspensión de un IMAO y la iniciación de la terapia con Duloxetina. De la misma forma, se deben esperar al menos 5 días después de interrumpir Duloxetina antes de iniciar tratamiento con un IMAO. Poblaciones Especiales: Pediatría: La seguridad y eficacia de Inmox® no ha sido establecida en menores de 18 años. Si se considera el uso de Duloxetina o de cualquier otro antidepresivo en niños o adolescentes deberá evaluar los riesgos potenciales frente a la necesidad clínica. Insuficiencia hepática: No se recomienda administrar Duloxetina a pacientes con algún grado de insuficiencia hepática. Insuficiencia renal: No se recomida la administración de Duloxetina en pacientes con insuficiencia renal severa, terminal o grave (depuración de creatinina < 30 ml/min) o pacientes con insuficiencia renal crónica que requieran diálisis.