IRBESARTAN HCT MK - Interacciones

El irbesartán es metabolizado principalmente por CYP2C9; sin embargo, durante los estudios clínicos con esta sustancia, no se observaron interacciones farmacológicas significativas cuando se administró irbesartán en forma concomitante con warfarina (un fármaco metabolizado por CYP2C9). El irbesartán no afecta la farmacocinética de la digoxina o simvastatina. La farmacocinética del irbesartán no se afecta por la administración concomitante de nifedipino o de hidroclorotiazida. Con base en la experiencia con el uso de otros fármacos que afectan el sistema renina-angiotensina-aldosterona, la administración de diuréticos ahorradores de potasio, suplementos de potasio o sustitutos de sal que contienen potasio, puede causar incremento de potasio sérico. Cuando se administran los siguientes fármacos simultáneamente con la hidroclorotiazida pueden ocurrir: Alcohol, barbitúricos, o narcóticos: Potencialización de la hipotensión ortostática. Medicamentos antidiabéticos (medicamentos orales e insulina): Puede ser requerido un ajuste a la dosis de los medicamentos antidiabéticos. Otros medicamentos antihipertensivos (bloqueadores adrenérgicos ganglionares o periféricos): Efecto aditivo o potencialización. Colestiramina: La absorción de la hidroclorotiazida es incompleta en la presencia de resinas de intercambio aniónico. Corticosteroides, ACTH: Depleción electrolítica, particularmente hipokalemia. Aminas presoras (por ejemplo norepinefrina): Posible respuesta disminuida a las aminas presoras. Relajantes musculoesqueléticos: Posible aumento de la respuesta a los relajantes musculares. Litio: No debe administrarse con diuréticos. Los medicamentos diuréticos disminuyen la depuración renal del litio y producen un aumento en el riesgo de toxicidad por litio. AINEs: En algunos pacientes, la administración de AINEs pueden reducir el efecto diurético, natriurético e hipertensivo, de los diuréticos tiazídicos. La hidroclorotiazida puede interactuar con diazóxido y debe ser monitoreada la glucosa sanguínea, los niveles séricos de ácido úrico y la presión sanguínea. Los fármacos empleados durante una cirugía que causen efectos relajantes musculares no despolarizantes, los preanestésicos y los anestésicos (por ejemplo, tubocurarina) pueden ser potenciados por la hidroclorotiazida. Un ajuste de la dosis puede ser necesario. Estos deben ser administrados en dosis reducidas y si es posible retirar la hidroclorotiazida una semana antes de la cirugía. Alteraciones en pruebas de laboratorio: En estudios clínicos controlados con irbesartán/hidroclorotiazida, clínicamente no ocurrieron cambios significativos en los parámetros de las pruebas de laboratorio.