ISOKLON - Farmacología

Absorción: La eszopiclona se absorbe rápidamente luego de su administración por vía oral, alcanzando su concentración plasmática máxima una hora posterior a su administración, lo cual supone que ya se encuentran concentraciones terapéuticas 30 minutos después de su administración. En adultos sanos, luego de una dosis diaria por espacio de 7 días, no se observa acumulación de la sustancia, y su concentración es proporcional a la dosis, dentro del rango de 1 a 6 mg. En adultos sanos, la administración de eszopiclona después de una comida con alto contenido graso no modifica el área bajo la curva (AUC) ni la vida media, pero produce una disminución en la Cmáx media, del 21%, y retrasa la tmáx en 1 hora, por lo cual podría esperarse una disminución en el efecto a nivel de la latencia del sueño. Vida media: La vida media de eliminación (t1/2) es de aproximadamente 6 horas (acción de duración intermedia, vida media de aproximadamente 5-7 horas), lo que garantiza un efecto hipnótico sostenido a lo largo de toda la noche, sin efectos residuales al día siguiente. Distribución: Se une débilmente a las proteínas plasmáticas (entre un 52% y un 59%), quedando una gran fracción libre, lo que sugiere que la eszopiclona no se afecta por la unión de otros medicamentos a la fracción proteica del plasma. La relación sangre plasma es menor de 1, indicando que no hay captación del fármaco por parte de los glóbulos rojos. Metabolismo: Después de la administración oral, la eszopiclona se metaboliza en el hígado por oxidación y demetilación. Participan en su metabolismo la CYP3A4 y la CYP2E1. ISOKLON® no inhibe la CYP-450, 1A-2; 2-6; 2-C9; 2-C19; 2D-6; 2-E1; 3ª-4. Sus principales metabolitos son (S)-zopiclona-N-óxido y (S)-N-desmetilzopiclona; el primer metabolito no muestra unión significativa al receptor GABAA; el segundo se une solo débilmente, con una potencia mucho más baja que la de la eszopiclona. Eliminación: Sólo el 10% de una dosis oral de eszopiclona se elimina en orina como fármaco madre. Se supone, siguiendo el mismo patrón de eliminación, que en la zopiclona racémica, que el 75% de la dosis es eliminada por orina, como metabolitos producto de la oxidación y la desmetilación. Un 15% restante es eliminado por otras vías aún no determinadas, menos del 10% de la dosis se elimina por la orina sin cambios. Tolerancia farmacodinámica y adaptación al efecto hipnótico de la eszopiclona no han sido observados en los estudios de hasta seis meses de seguimiento. La eficacia de la eszopiclona en el manejo del insomnio crónico ha sido establecida, hasta la actualidad, en al menos cinco estudios clínicos controlados de seis meses de duración o más, tres de los cuales fueron realizados en adultos (2-3 mg/día) y 2 en adultos mayores (64 a 86 años, 1-2 mg/día), disminuyendo el tiempo de latencia (LPS) e incrementando las medidas respecto al mantenimiento del sueño (WASO) cuando es administrado en la noche, preservando la arquitectura del sueño y con mínimo efecto psicomotor residual al día siguiente y mínima alteración cognitiva, evaluadas mediante una escala análoga en la mañana, utilizando el Digit Symbol Substitution Test (DSST).