IVERMECTINA - Reacciones adversas

Los efectos suelen ser pasajeros; pueden incluir prurito, fiebre, artralgias, mialgias, astenia, hipotensión postural, taquicardia, edema, linfadenopatía, síntomas gastrointestinales, tos y cefalea. La ivermectina puede causar irritación ocular, somnolencia, eosinofilia transitoria y valores alterados de las enzimas hepáticas. Se recomienda no utilizar con digoxina ni en pacientes con fenilcetonuria.