KOPODEX - Farmacocinética

Absorción: En adultos y niños la farmacocinética del levetiracetam es poco variable al comparar voluntarios sanos y en pacientes con epilepsia. La absorción no se modifica por la presencia de alimentos, es rápida, lineal, predecible, cercana al 100%, y no se requiere monitorizar los niveles plasmáticos. El pico plasmático máximo (Cmáx) se obtiene hacia las 1,3 horas post administración. Con intervalos de administración de 12 horas, el estado estable se consigue a los dos días. Las concentraciones plasmáticas máximas (Cmáx) después de una dosis simple de 1 g y de una dosis de 1 g dos veces al día, son de 31 y 43 mg/ml. La unión a proteínas plasmáticas es insignificante y menor al 10%. Biotransformación: Se metaboliza por hidrólisis enzimática del grupo acetamida y su metabolito es inactivo. Ni el levetiracetam ni sus metabolitos inhiben las isoenzimas citocromo P450: CYP3A4, 2A6, 2C8/9/10, 2C19, 2D6, 2E1, 1A2; la glucuronil transferasa, ni la epóxido hidroxilasa. La vida media plasmática en adultos es de 7±1 horas y no varía con la dosis, con la vía de administración o con la administración repetida. Eliminación: La vía de excreción es fundamentalmente renal, por filtración glomerular con la consecuente reabsorción tubular. La eliminación está directamente relacionada con el aclaramiento de creatinina. En pacientes de edad avanzada, la vida media se incrementa alrededor de casi un 40% (10 a 11 horas). En niños (de 4 a 12 años), la vida media de levetiracetam es de 6,0 horas. La Cmáx se obtiene a las 0,5 y 1,0 horas después de la administración. En pacientes con insuficiencia renal moderada a severa es recomendable el ajuste de la dosis/día de acuerdo al aclaramiento de creatinina. En enfermos con insuficiencia hepática severa el aclaramiento de levetiracetam se reduce en más del 50%.