LEVORE - Reacciones adversas

Las reacciones adversas observadas en estudios clínicos y con el uso post-comercialización del Levetiracetam tanto en niños como en adultos son: Trastornos generales: astenia/fatiga. Trastornos del sistema nervioso: somnolencia, amnesia, ataxia, convulsión, mareo, cefalea, hipercinesia, temblor, trastorno del equilibrio, alteración de la atención, deterioro de la memoria, parestesia. Trastornos psiquiátricos: agitación, depresión, labilidad emocional/cambios de humor, hostilidad/agresividad, insomnio, nerviosismo/irritabilidad, trastornos de personalidad, pensamiento anormal, comportamiento anormal, cólera, ansiedad, confusión, alucinaciones, alteraciones psicóticas, suicidio, tentativa de suicidio e ideación suicida. Trastornos gastrointestinales: dolor abdominal, diarrea, dispepsia, nauseas, vómitos, pancreatitis. Trastornos hepatobiliares: fallo hepático, hepatitis, pruebas anormales de la función hepática. Trastornos del metabolismo:anorexia, aumento de peso. El riesgo de anorexia es mayor cuando topiramato se administra junto con levetiracetam, pérdida de peso. Trastornos del oído y del laberinto; vértigo. Trastornos oculares: diplopía, visión borrosa. Trastornos músculo esqueléticos: mialgia. Infecciones e infestaciones: infección, nasofaringitas. Trastornos respiratorios: incremento de tos. Trastornos de la piel: rash, eczema, prurito, alopecia en varios casos, se observo una recuperación al suspender el tratamiento con Levetiracetam. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: trombocitopenia, leucopenia, neutropenia, pancitopenia (con supresión de la médula ósea en algunos casos).