LINCOMICINA MK - Precauciones

La enfermedad renal o hepática severa puede aumentar los niveles séricos del fármaco; el ajuste de la dosis/frecuencia de administración puede ser necesaria; puede causar colitis severa y posiblemente fatal; suspender el fármaco si se presenta diarrea, cólicos abdominales o presencia de sangre y moco en heces. No administrar simultáneamente con eritromicina. La diarrea asociada a Clostridium difficile ha sido reportada con casi todos los antibióticos, incluyendo la lincomicina y puede variar en severidad de leve a mortal. Por lo tanto, la terapia con lincomicina debe reservarse para infecciones graves, en donde otros antibióticos no son apropiados. Si se sospecha o se confirma la diarrea por C. difficile, se debe interrumpir el uso de antibióticos que no estén dirigidos a tratar el C. difficile. Debe instaurarse un tratamiento adecuado de apoyo, tal como manejo de líquidos y electrolitos, suplementación de proteínas, tratamiento antibiótico para C. difficile y evaluación quirúrgica según criterio clínico.