MEJORAL 200 - Efectos secundarios

Al igual que con otros AINEs con el uso de ibuprofeno pueden presentarse: Desórdenes gastrointestinales: Dolor abdominal, náuseas y dispepsia. Rara vez diarrea, flatulencia, constipación y vómito. Muy rara vez úlcera péptica, perforación o hemorragia gastrointestinal algunas veces fatal, particularmente en ancianos. Exacerbación de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Desórdenes del sistema nervioso: Dolor de cabeza, somnolencia, mareos, trastornos de la audición. Desórdenes a nivel renal y urinario: Muy raros: Falla renal aguda, necrosis papilar en tratamientos prolongados. Desórdenes hepatobiliares: Muy raros. Trastornos hepáticos. Desórdenes en el sistema sanguíneo y linfático: Muy raros: Desórdenes hematopoyéticos (anemia, leucopenia, trombocitopenia, pancitopenia, agranulocitosis). Los primeros signos son: Fiebre, dolor de garganta, úlceras superficiales en la boca, síntomas similares a influenza (extrema astenia, sangrado inexplicable y hematomas). Desórdenes en piel y tejido subcutáneo: Poco frecuente: Rash en piel. Muy raros: Reacciones severas en la piel, dermatosis exfoliativa y bullosa, tales como eritema multiforme y necrólisis epidérmica. Desórdenes del sistema inmunológico: (No se ha establecido su frecuencia) Reacciones de hipersensibilidad que incluyen: Urticaria y prurito. Muy raras: Reacciones de hipersensibilidad que cursan con síntomas de hinchazón en rostro, lengua y laringe, disnea, taquicardia, hipotensión, (anafilaxis, angioedema o shock severo). Exacerbación de asma y broncoespasmo). Otras de frecuencia no conocida: Edema, hipertensión y falla cardiaca se han reportado en asociación con AINEs. En pacientes con enfermedades autoinmunes preexistentes (tales como lupus eritematoso sistémico o enfermedad mixta del tejido conectivo) durante el tratamiento con ibuprofeno se han visto algunos casos de síntomas de meningitis aséptica (rigidez de nuca, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, fiebre y desorientación). Ensayos clínicos y datos epidemiológicos sugieren que el uso de ibuprofeno, particularmente a dosis altas (2400 mg diarios) y en tratamientos largos, puede estar asociado a un pequeño incremento de riesgo de eventos trombóticos arteriales (tales como infarto de miocardio o accidente cerebro-vascular).