METOPROLOL MK - Precauciones

Se debe evitar la suspensión súbita del medicamento (puede dar lugar a una respuesta betaadrenérgica cardiaca exagerada, taquicardia, hipertensión, isquemia, angina, infarto del miocardio y muerte repentina). El metoprolol debe ser suspendido en un periodo de 1-2 semanas. Se debe tener especial cuidado en falla cardiaca compensada y monitorear de cerca en caso de empeoramiento de la condición (la eficacia no se ha establecido para el metoprolol). Se debe evitar la suspensión brusca en pacientes con una historia de puente aortocoronario; disminuir la dosis lentamente mientras se supervisan signos y síntomas de isquemia. Se debe tener precaución en pacientes con enfermedad vascular periférica (puede agravar la insuficiencia arterial). Se debe tener precaución con el uso con los betabloqueadores y el verapamilo o el diltiazem: puede presentarse bradicardia o bloqueo cardiaco. En general los betabloqueadores deben evitarse en pacientes con enfermedad broncoobstructiva y en el bloqueo cardiaco mayor de primer grado (excepto en pacientes con marcapasos artificiales funcionales). Los betabloqueadores pueden aumentar el riesgo de anafilaxia (en pacientes predispuestos) y bloquear la respuesta a la epinefrina. Se debe utilizar cautelosamente en pacientes con diabetes mellitus porque puede enmascarar síntomas hipoglucémicos. También puede enmascarar signos de tirotoxicosis, causar daño fetal cuando se administra en el embarazo. Se debe tener especial precaución en pacientes con falla hepática y un especial cuidado con los fármacos anestésicos que deprimen la función miocárdica.