Prospecto METOPROLOL TARTRATO

Composición
Metoprolol 50 mg tartrato.
Indicaciones
Antianginoso, antiarrítmico y antihipertensivo.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida al metoprolol y sus derivados, asma bronquial o broncoespasmo, hipoglicemia, acidosis metabólica, bradicardia sinusal o bloqueo cardiaco parcial, embarazo, lactancia, insuficiencia cardiaca incipiente o manifiesta a menos que el paciente haya sido previamente digitalizado.
Embarazo y lactancia
Categoría C. Lactancia: Usar con precaución.
Reacciones adversas
Trastornos cardiovasculares: frecuentes: bradicardia, trastornos posturales (muy raramente acompañados de síncope), extremidades frías, palpitaciones. Poco frecuentes: Deterioro transitorio de los síntomas de insuficiencia cardiaca, choque cardiogénico en pacientes con infarto de miocardio agudo, bloqueo auriculo ventricular de primer grado, edema, dolor precordial. Raros: trastornos de la conducción cardiaca, arritmias. Muy raros: Gangrena en pacientes con trastornos preexistentes graves de la circulación periférica. Trastornos del sistema nervioso central: Muy frecuentes: cansancio. Frecuentes: mareos, cefalea. Poco frecuentes: Parestesia, calambres musculares. Trastornos gastrointestinales: frecuentes: náuseas, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento. Poco frecuentes: vómito. Raros: boca seca. Trastornos hematológicos: muy raros: trombocitopenia. Trastornos hepáticos: Raros: valores anormales de los parámetros de la función hepática. Muy raros: hepatitis. Trastornos musculoesqueléticos: Muy raros: Artralgia. Trastornos del metabolismo: poco frecuentes: aumento de peso. Trastornos psiquiátricos: poco frecuentes: depresión, trastornos de la concentración, somnolencia o insomnio, pesadillas. Raros: nerviosismo, ansiedad, impotencia/disfunción sexual. Muy raros: amnesia/trastornos de la memoria, confusión, alucinaciones. Trastornos respiratorios: frecuentes: Disnea con el ejercicio. Poco frecuentes: Broncoespasmo. Raros: rinitis. Trastornos de los órganos de los sentidos: Raros: trastornos visuales, ojos secos y/o irritados, conjuntivitis. Muy raros: Acufenos, disgeusia. Trastornos de la piel: Poco frecuentes: Exantema (en forma de urticaria Psoriasiforme y lesiones cutáneas distróficas), aumento de la sudación. Raros: alopecia. Muy raros: reacciones de fotosensibilidad, agravación de la psoriasis.
Advertencias
Los pacientes tratados con betabloqueadores no deben recibir antagonistas del calcio del tipo del verapamilo por vía intravenosa. Los pacientes asmáticos deben recibir generalmente un tratamiento concomitante con un agonista b2 (inhalado o en comprimidos). Puede ser necesario ajustar (elevar) la dosis de los agonistas b2 al empezar el tratamiento con metoprolol. Sin embargo, con metoprolol, el riesgo de interferencia con los receptores b2 es menor que con las formulaciones convencionales de bloqueadores selectivos b1 en comprimidos. Durante el tratamiento con metoprolol, el riesgo de interferencia con el metabolismo de los carbohidratos o de ocultar una hipoglucemia es menor que durante el tratamiento con las formulaciones convencionales de bloqueadores selectivos b1 en comprimidos y mucho menor que con betabloqueadores no selectivos. En los pacientes con insuficiencia cardiaca, la descompensación debe tratarse tanto antes del tratamiento con metoprolol como durante el mismo. Muy raramente, metoprolol puede agravar un trastorno moderado de la conducción A-V preexistente (lo que podría conducir a un bloqueo aurículo ventricular). Si los pacientes desarrollan una bradicardia que va en aumento, debe reducirse la dosis de metoprolol o retirarse progresivamente el tratamiento. El metoprolol puede agravar los síntomas de trastornos de la circulación arterial periférica, principalmente por su efecto hipotensivo. Al prescribir metoprolol a pacientes que padecen feocromocitoma, debe prescribirse un tratamiento concomitante con un bloqueador alfa. Antes de la cirugía, el anestesiólogo debe ser informado de que el paciente está recibiendo metoprolol. No se recomienda interrumpir el tratamiento con betabloqueadores en los pacientes sometidos a cirugía. Son escasos los datos de eficacia/seguridad provenientes de estudios clínicos controlados en la insuficiencia cardiaca grave, estable y sintomática (NYHA IV). Por lo tanto, únicamente médicos con una experiencia especial y especialistas en este campo deben empezar el tratamiento de la insuficiencia cardiaca en estos pacientes. Los pacientes con insuficiencia cardiaca sintomática, acompañada de infarto de miocardio agudo y angina de pecho inestable, fueron excluidos del estudio sobre la insuficiencia cardiaca. En consecuencia, no se han documentado las condiciones de eficacia/seguridad. Por lo tanto, el uso de metoprolol está contraindicado en la insuficiencia cardiaca descompensada e inestable. Debe evitarse la interrupción abrupta del medicamento. La suspensión abrupta del bloqueo beta es peligrosa, en particular en los pacientes de alto riesgo, y puede agravar la insuficiencia cardiaca crónica y también aumentar el riesgo de infarto de miocardio y de muerte súbita. Por lo tanto, si es necesario suspender el tratamiento con metoprolol, de ser posible debe hacerse progresivamente en un periodo de por lo menos dos semanas dividiendo la dosis a la mitad en cada etapa, hasta una dosis final de medio comprimido de 25 mg durante un periodo mínimo de 4 días. Si el paciente presenta síntomas se recomienda retirar el medicamento más lentamente. El choque anafiláctico puede adoptar una forma más grave en los pacientes que toman betabloqueadores.
Presentación
Caja por 30 tabletas. R.S. INVIMA 2009 M-0009963. METOPROLOL TARTRATOGENFARTabletas recubiertas 100mgAntianginoso. Antiarrítmico. Antihipertensivo.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *