MIDAZOLAM - Interacciones

El metabolismo de midazolam está mediado casi exclusivamente por la isoenzima CYP3A4 del citocromo P450 (CYP450). Los inhibidores (Ver Advertencias) y los inductores de CYP3A4, pero también otros principios activos, pueden interaccionar con midazolam. Como midazolam experimenta un efecto de primer paso significativo, en teoría midazolam administrado por vía parenteral estaría sujeto a menos interacciones metabólicas y las consecuencias clínicas importantes serían limitadas. Itraconazol, fluconazol y Ketoconazol. La administración simultánea de midazolam por vía oral y de algunos antifúngicos azólicos (itraconazol, fluconazol y ketoconazol) aumentó considerablemente las concentraciones plasmáticas de midazolam y prolongó su semivida de eliminación, provocando una alteración importante de las pruebas psicosedantes. Las semividas de eliminación aumentaron de 3 a 8 horas aproximadamente. Cuando se administró una sola dosis de midazolam en bolus para sedación a corto plazo, el itraconazol no potenció ni prolongó el efecto de midazolam en un grado clínicamente importante, por lo que no es necesario reducir la dosis. Sin embargo, la administración de dosis elevadas o de perfusiones a largo plazo de midazolam a pacientes tratados con itraconazol, fluconazol o ketoconazol, por ejemplo, durante el tratamiento de cuidados intensivos, puede ocasionar efectos hipnóticos de larga duración, retrasar la recuperación y ocasionar depresión respiratoria, lo que requiere ajustar las dosis. Verapamilo y diltiazem. No se han realizado estudios de interacción in vivo con midazolam por vía intravenosa y verapamilo o diltiazem. Sin embargo, como era de esperar, la farmacocinética de midazolam por vía oral varió de una forma clínicamente significativa cuando se combinó con estos antagonistas del calcio; en particular, prácticamente se duplicó la semivida y la concentración plasmática máxima, lo que se tradujo en una intensa disminución del rendimiento en las pruebas de coordinación y función cognitiva y en una sedación profunda. Cuando midazolam se administra por vía oral, habitualmente se recomienda ajustar la dosis. Aunque no cabe esperar interacciones clínicamente significativas cuando el midazolam se utiliza para sedación a corto plazo, se debe tener precaución al administrar concomitantemente midazolam por vía intravenosa con verapamilo o diltiazem. - Antibióticos macrólidos: eritromicina y claritromicina. La administración simultánea de midazolam por vía oral y eritromicina o claritromicina aumentó significativamente el AUC de midazolam, casi en cuatro veces, e incrementó más de dos veces la semivida de eliminación de midazolam, dependiendo del estudio. Se observaron alteraciones importantes en las pruebas psicomotrices, por lo que se recomienda adaptar las dosis de midazolam, si se administra por vía oral, debido al retraso significativo de la recuperación. Cuando se administró una sola dosis de midazolam en bolus para sedación a corto plazo, la eritromicina no potenció ni prolongó el efecto de midazolam en un grado clínicamente importante, si bien se registró una disminución significativa del aclaramiento plasmático. Se recomienda precaución cuando se administre concomitantemente midazolam por vía intravenosa con eritromicina o claritromicina. No se han demostrado interacciones clínicamente significativas de midazolam con otros antibióticos macrólidos. - Cimetidina y ranitidina. La administración simultánea de cimetidina (en dosis iguales o superiores a 800 mg/día) y de midazolam por vía intravenosa aumentó ligeramente la concentración plasmática de midazolam en estado de equilibrio, lo que podría retrasar la recuperación, mientras que la administración concomitante de ranitidina careció de efecto. Cimetidina y ranitidina no afectaron a la farmacocinética de midazolam por vía oral. Estos datos indican que midazolam puede administrarse por vía intravenosa con dosis habituales de cimetidina (es decir, 400 mg/día) y ranitidina sin ajustar la posología. - Saquinavir. La administración concomitante de una sola dosis intravenosa de 0,05 mg/kg de midazolam después de 3 ó 5 días de la administración de saquinavir (1.200 mg tres veces al día) a 12 voluntarios sanos disminuyó en un 56% la eliminación de midazolam y aumentó de 4,1 a 9,5 horas la semivida de eliminación. Saquinavir intensificó solo los efectos subjetivos de midazolam (escalas analógicas visuales con el item "efecto global del medicamento"). Así pues, se puede administrar una sola dosis en bolus de midazolam por vía intravenosa en combinación con saquinavir. No obstante, durante una perfusión prolongada de midazolam, se recomienda disminuir la dosis total para no retrasar la recuperación (véase 4.4 advertencias y precauciones especiales de empleo). Otros inhibidores de la proteasa: ritonavir, indinavir, nelfinavir y amprenavir. No se han realizado estudios de interacciones in vivo con midazolam por vía intravenosa y otros inhibidores de la proteasa. Considerando que saquinavir se caracteriza por la potencia inhibitoria más débil de CYP3A4 entre todos los inhibidores de la proteasa, se debe reducir sistemáticamente la dosis de midazolam durante la perfusión prolongada cuando se administre en combinación con inhibidores de la proteasa distintos de saquinavir. Depresores del SNC. Otros fármacos sedantes pueden potenciar los efectos de midazolam. Los grupos farmacológicos depresores del SNC son los opiáceos (cuando se emplean como analgésicos, antitusivos o tratamientos sustitutivos), los antipsicóticos, otras benzodiacepinas empleadas como ansiolíticos o hipnóticos, el fenobarbital, los antidepresivos sedantes, los antihistamínicos y los antihipertensivos de acción central. Se debe tener en cuenta la sedación adicional cuando midazolam se combine con otros sedantes. Además, hay que vigilar especialmente un incremento adicional de la depresión respiratoria en caso de tratamiento concomitante con opiáceos, fenobarbital o benzodiazepinas. El alcohol puede potenciar considerablemente el efecto sedante de midazolam. Hay que evitar el consumo de alcohol cuando se administre midazolam. Hierba de San Juan (Hipérico). La administración prolongada de la Hierba de San Juan disminuye la concentración plasmática de midazolam por inducción selectiva del CYP3A4. Esto puede dar lugar a una actividad terapéutica reducida de midazolam. Este efecto fue considerablemente menor después de la administración intravenosa en comparación con la administración oral de midazolam. Otras interacciones. La administración IV de midazolam disminuye la concentración alveolar mínima (CAM) de los anestésicos inhalatorios necesarios para la anestesia general.