NEXIUM IV 40MG - Advertencias

Si surge algún síntoma alarmante (por ejemplo, pérdida de peso considerable e involuntaria, vómito recurrente, disfagia, hematemesis o melena) y si se confirma o se sospecha de una úlcera gástrica, debe descartarse la presencia de una enfermedad maligna ya que el tratamiento con Nexium puede aliviar los síntomas y retrasar su diagnóstico. El esomeprazol es un inhibidor de la CYP2C19. Al iniciar o finalizar el tratamiento con esomeprazol, debe ser considerada la posibilidad de interacción con aquellos fármacos metabolizados por la CYP2C19. Se observa interacción entre clopidogrel y esomeprazol (ver Interacciones). La relevancia clínica de esta interacción es incierta. Como medida de precaución, el uso concomitante de esomeprazol y clopidogrel debe evitarse. Raramente se ha reportado hipomagnesemia, sintomática y asintomática, en pacientes tratados con Inhibidores de Bomba de Protones durante un período de al menos tres meses, y en la mayoría de los casos después de un año de tratamiento. Los eventos adversos serios incluyen tetania, arritmias y convulsiones. En la mayoría de los pacientes, el tratamiento de la hipomagnesemia requirió el reemplazo con magnesio y la suspensión del Inhibidor de Bomba de Protones. Para pacientes en quienes se espera que estén en tratamiento prolongado o que tomen Inhibidores de Bomba de Protones con medicamentos como digoxina o medicamentos que pueden causar hipomagnesemia (por ejemplo, diuréticos), los profesionales de la salud pueden considerar monitorear los niveles de magnesio antes de la iniciación del tratamiento con Inhibidores de Bomba de Protones y de forma periódica.