NIMESULIDA LA SANTE - Interacciones

NIMESULIDA LA SANTE® no debe ser administrado concomitantemente con fármacos potencialmente hepatotóxicos, con otros AINEs, con otros analgésicos ni en pacientes con alcoholismo y/o drogadicción. Durante el tratamiento con nimesulida, se debe recomendar a los pacientes evitar el uso de otros analgésicos. Se contraindica el uso de nimesulida concomitantemente con amoxicilina-clavulanato; en caso de haber recibido tratamiento previo con amoxicilina-clavulanato, se deben esperar mínimo ocho (8) semanas una vez se haya finalizado el tratamiento con amoxicilina-clavulanato para iniciar el tratamiento con nimesulida, ya que este antibiótico puede incrementar el riesgo de alteraciones hepáticas. Al igual que ocurre con otros AINEs, se pueden incrementar el riesgo de sangrado cuando se utiliza concomitantemente con antiagregantes, anticoagulantes, trombolíticos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Se pueden incrementar las concentraciones plasmáticas del litio, metotrexate y de los glucósidos cardiotónicos. Se puede incrementar el riesgo de nefrotoxicidad si se administra junto con inhibidores de la ECA, ciclosporina, tacrolimús o diuréticos. Puede existir un mayor riesgo de hiperpotasemia al administrar conjuntamente con los inhibidores de la ECA y/o con diuréticos ahorradores de potasio. Se pueden reducir los efectos antihipertensivos de algunos fármacos como los inhibidores de la ECA, betabloqueadores, vasodilatadores y diuréticos. Se puede incrementar el riesgo de convulsiones por interacción con las quinolonas. Los AINEs pueden incrementar los efectos de la fenitoína y de las sulfonilúreas. El riesgo de hemorragias digestivas y úlceras asociadas a los AINEs y sus complicaciones se pueden incrementar cuando se emplean concomitantemente con Ácido acetilsalicílico (ASA) u otros AINEs, corticosteroides, antiagregantes (clopidogrel, ticlopidina, cilostazol) y posiblemente con alcohol y pentoxifilina. Se puede incrementar el riesgo de hepatotoxicidad durante el uso concomitante con zidovudina. El ritonavir puede incrementar las concentraciones plasmáticas de los AINEs. El sucralfate, la colestiramina y el colestipol pueden alterar la biodisponibilidad de algunos AINEs. Se debe tener en cuenta el potencial de interacción farmacocinética cuando se administran en forma concurrente nimesulida y medicamentos de los cuales se sabe que inhiben, o son metabolizados por el sistema citocromo P-450. Estudios han demostrado que la tolbutamida, el ácido valproico y los salicilatos desplazan la nimesulida de sus sitios de unión de las proteínas plasmáticas, por lo cual se podría afectar las concentraciones séricas y la respuesta terapéutica de la nimesulida.