NIQUITIN - Advertencias

No usar en pacientes no fumadores. No consumir simultáneamente ningún otro producto que contenga nicotina. Consulte a su médico si se presenta algún efecto indeseable. No fume durante su uso. No exceda la dosis máxima recomendada. No debe ser usado por fenilcetonúricos (contiene fenilalanina que puede causar toxicidad). No debe ser usado por personas con dieta restringida en sodio. Cada comprimido contiene aproximadamente 15 mg de sodio. Se recuerda a los profesionales de la salud que dejar de fumar en sí, puede requerir el ajuste de la dosis de algunos medicamentos. Algunas personas pueden experimentar algunos disturbios de sueño. Esto puede deberse más al hecho de dejar de fumar que al uso del comprimido. Otros efectos que pueden ocurrir al dejar de fumar son: Náuseas, ligero trastorno estomacal, tos, irritación de garganta o sequedad de boca, síntomas de gripe y dolor muscular o articular. Con frecuencia, estos efectos van disminuyendo después de algunos días de tratamiento, si son molestos y no disminuyen, o si los comprimidos causan algún otro malestar, deberá suspender su uso y consultar al médico. Diabetes: Al dejar de fumar, con o sin tratamiento de reemplazo con nicotina, los valores de glucosa en sangre pueden presentar mayores variaciones, por lo que es importante que las personas con diabetes hagan un monitoreo más estricto de sus glucemias durante el uso del producto. Pacientes hospitalizados por infarto de miocardio (IM), arritmias severas o accidentes cerebrovasculares (ACV) que se consideren hemodinámicamente inestables deberían ser alentados a dejar de fumar con intervenciones no farmacológicas. Los comprimidos de nicotina pueden ser considerados para su uso en este grupo de pacientes, pero como la información sobre la seguridad del tratamiento en ellos es limitada, su iniciación se debe hacer bajo supervisión médica. Una vez los pacientes sean dados de alta del hospital pueden utilizar normalmente el tratamiento de reemplazo de nicotina. Si hay un incremento clínicamente significativo de efectos cardiovasculares o de otro tipo que pueden ser atribuidos a la nicotina, la dosis del comprimido de nicotina debe ser disminuida o discontinuada. La nicotina por vía oral puede exacerbar los síntomas en personas que sufren de esofagitis activa, inflamación oral o faríngea, gastritis, úlcera gástrica o úlcera péptica. Los comprimidos de nicotina pueden provocar reacciones adversas similares a las asociadas con la nicotina del tabaco. Muchas de las reacciones adversas observadas son consistentes con los efectos farmacológicos de la nicotina, que son dosis-dependientes.