Prospecto OLMEDIPIN AM

Composición
OLMEDIPIN AM® se encuentra en 3 presentaciones diferentes que contienen combinaciones en dosis fijas de olmedipino y amlodipino, así: TABLETAS en dosis fija con 20 mg de olmedipino más 5 mg de amlodipino. TABLETAS en dosis fija con 40 mg de olmedipino más 5 mg de amlodipino. TABLETAS en dosis fija con 40 mg de olmedipino más 10 mg de amlodipino.
Características
Existen múltiples posibilidades de selección en antihipertensivos. El tratamiento eficaz para la mayoría de los pacientes, será una combinación de dos o más de estos grupos fármacológicos. Las guías europeas recomiendan iniciar el tratamiento combinado de fármacos, en pacientes con alto riesgo cardiovascular o con hipertensión arterial grado 2 o 3 (presión arterial sistólica [PAS] > 160 mmHg y/o PA diastólica [PAD] > 100 mmHg). Una vez que se establece una respuesta adecuada con la coadministración de dos medicamentos separados, se puede considerar la posibilidad de utilizar la combinación de dosis fija, preferiblemente una vez al día. El OLMEDIPIN AM® contiene olmesartán medoxomilo/amlodipino, una combinación en dosis fijas de olmesartán medoxomilo y amlodipino, dos reconocidos agentes antihipertensivos. Se recomienda un ajuste adecuado las dosis con los fármacos constituyentes, antes de cambiar al equivalente de la combinación de dosis fija. En pacientes con diagnóstico nuevo de hipertensión, el olmesartán medoxomil/amlodipino fue más efectivo en la reducción de la presión arterial diastólica (PAD) y la PA sistólica (PAS), que el placebo o, dosis equivalentes de olmesartán medoxomilo o amlodipino en monoterapia. En pacientes con hipertensión no tratada adecuadamente con monoterapia de amlodipino u olmesartán medoxomilo, la asociación fue más eficaz en la reducción de PAS y PAD, que el tratamiento continuo con olmesartán medoxomilo o amlodipino en monoterapia 20 mg/día 5 mg/día. Los pacientes que reciben la combinación olmesartán medoxomilo/amlodipino en dosis aprobadas, alcanzaron más los objetivos de PA que quienes recibieron monoterapia a dosis equivalentes. La combinación de olmesartán medoxomilo/amlodipino fue generalmente bien tolerada en los ensayos clínicos. El edema periférico fue significativamente menos frecuente con la combinación.
Farmacodinamia
Se explica por la combinación de los efectos de un antagonista del receptor de la angiotensina II (olmesartán) y un antagonista o bloqueador del canal de calcio dihidropiridínico (amlodipino). Olmesartán medoxomilo/amlodipino es una formulación de dosis fija de un antagonista de receptores tipo 1 (AT1) de la angiotensina II, el olmesartán medoxomilo, y un bloqueador de los canales de calcio BCC dihidropiridínico, el amlodipino, que está aprobada para administrar en dosis única diaria a pacientes con hipertensión esencial que no responden adecuadamente a la monoterapia con olmesartán medoxomilo o amlodipino, o que están recibiendo los principios activos por separado, como terapia de combinación. Esta formulación de dosis fijas está aprobada para el tratamiento de la hipertensión, sola o con otros agentes antihipertensivos. La combinación de un ARA II con un BCC, es más eficaz que la administración de estos mismos antihipertensivos solo, porque se controlan diferentes mecanismos de regulación de la PA, y porque los mecanismos de acción asociados tienden a complementarse para reducir o prevenir las actividades compensadoras del sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRAA). El olmesartán medoxomilo es un profármaco de administración oral, un BRA no peptídico con una alta selectividad por el receptor AT1, al cual se liga altamente. Olmesartán no se une al receptor de tipo 2 (AT2). La activación del AT1 por la angiotensina II (el péptido vasoactivo primaria del SRAA) produce vasoconstricción arteriolar, aumento de la actividad del sistema nervioso simpático, aumento de la retención de sal y agua e incremento de la secreción de aldosterona. La aldosterona también induce retención de sal y agua con aumento de la volemia. El olmesartán reduce la PA mediante el bloqueo de los efectos vasoconstrictores y la secreción de aldosterona por la angiotensina II. En los modelos animales y estudios clínicos en pacientes con diabetes, enfermedad renal crónica o hipertensión, con o sin síndrome metabólico, el olmesartán medoxomilo tiene efectos protectores sobre los órganos blanco que se ven afectados por los cambios patológicos que ocurren en la hipertensión. Al parecer, estos efectos son, hasta cierto punto, independientes del efecto reductor de presión arterial. En pacientes con hipertensión, el olmesartán medoxomilo produce una reducción gradual y sostenida, dosis dependiente en la PA, con muy poco riesgo de hipotensión de primera dosis, taquifilaxia durante el tratamiento prolongado, o hipertensión de rebote cuando se interrumpe el tratamiento bruscamente. Sin embargo, se requiere un cuidado especial al iniciar el tratamiento con olmesartán medoxomilo en pacientes con riesgo incrementado de hipotensión postural, incluidos los ancianos y los pacientes con hipovolemia o depleción de sodio. Una dosis al día del olmesartán medoxomilo tiene un efecto antihipertensivo igual a la misma dosis dividida en dos tomas al día. El amlodipino es un BCC dihidropiridínico, que reduce la entrada de calcio extracelular en las células del músculo cardiaco y liso vascular, a través de los canales de calcio tipo-L. El amlodipino tiene un efecto mayor sobre la entrada de calcio en las células vasculares del músculo liso en las arterias y arteriolas, que en las células del músculo cardiaco, y no tiene ningún efecto sobre los niveles de calcio en suero. Como resultado de la relajación del músculo liso arterial, se observa dilatación de los vasos arterias y las arteriolas. Esto reduce la resistencia vascular periférica y disminuye la PA. La administración crónica oral del amlodipino tiene poco o ningún efecto sobre la frecuencia cardiaca, la conducción cardiaca, los niveles plasmáticos de lípidos, la sensibilidad a la insulina, la glicemia, la insulinemia, los niveles plasmáticos de catecolaminas, la actividad de la renina plasmática y los niveles de aldosterona. En contraste con los BCC dihidropiridínicos de acción corta, el amlodipino tiene un efecto antihipertensivo gradual y sostenido durante 24 horas en pacientes con hipertensión leve a moderada. El amlodipino no causa hipotensión de primera dosis, hipotensión postural, taquifilaxia con el tratamiento a largo plazo o la hipertensión de rebote cuando el tratamiento se interrumpe abruptamente, y se conserva un patrón circadiano normal de PA. En los pacientes con insuficiencia cardiaca, el amlodipino no se asoció con deterioro clínico, aumento en la morbilidad o en el riesgo de muerte. El amlodipino aumenta el flujo sanguíneo renal, disminuye la resistencia renovascular y aumenta la tasa de filtración glomerular, sin afectar la proteinuria o la fracción de filtración. En los pacientes no diabéticos con hipertensión y síndrome metabólico, el tratamiento con olmesartán medoxomilo 20-40 mg/día más amlodipino 5-10 mg/día durante 24 semanas, se asoció con reducciones considerables en los niveles de insulinemia en ayunas, en el índice de resistencia a la insulina (un 14% y 16%, ambos p < 0,01 vs. basal) y un aumento del 14% en los niveles plasmáticos de adiponectina (p < 0,01 vs. basal). Con 24 semanas de tratamiento a dosis de 20-40 mg de olmesartán medoxomilo/día más hidroclorotiazida 12.5-25 mg/día, no se tuvo un efecto significativo sobre estos parámetros. El olmesartán medoxomilo más amlodipino, también se asoció con significativas reducciones desde el valor basal, en marcadores de inflamación.
Farmacocinética
El olmesartán medoxomilo es un profármaco que se metaboliza completamente por las esterasas en el tracto gastrointestinal (GI) a su metabolito activo, olmesartán, que no se metaboliza más. Se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal, con un tiempo de concentración máxima (Tmáx) de 2 horas aproximadamente. La administración oral de olmesartán medoxomilo tiene una biodisponibilidad absoluta del 25,6% y el 99,7% se une a proteínas plasmáticas. No hay mayor acumulación tras la administración repetida durante 14 días. Vida media plasmática de eliminación terminal de 10-15 horas. El olmesartán se elimina principalmente por vía hepatobiliar, con 10-16% se excreta en la orina. Como la vía de eliminación es principalmente hepática el olmesartán medoxomilo/amlodipino está contraindicado en pacientes con obstrucción biliar. El amlodipino se absorbe lentamente desde el tracto GI, con un Tmáx de 6-12 horas tras la administración oral de dosis terapéuticas. El amlodipino inalterado se estima que tiene una biodisponibilidad del 64-80% y se une aproximadamente a un 98% a las proteínas plasmáticas. Tras la administración oral repetida, el tiempo de estado estacionario del amlodipino es de 7-8 días. El amlodipino sufre un intenso metabolismo hepático para formar metabolitos inactivos y se elimina lentamente del cuerpo, con una vida media de eliminación plasmática de 35-50 horas. Se excreta principalmente en la orina.
Indicaciones
Hipertensión arterial esencial no controlada adecuadamente con monoterapia.
Dosificación
Se recomienda una dosis diaria inicial de 1 tableta de olmesartán medoxomilo/amlodipino 20/5 mg, 40 mg/5 mg o 40 mg/10 mg (iniciado con la dosis que se está tomando en monoterapia). Se recomienda un ajuste progresivo de la dosis diaria (desde dosis de 20 mg/5 mg a 40 mg/5 mg, hasta dosis de 40 mg/5 a 40 mg/10 mg). La dosis máxima sugerida es de 40 mg/10 mg. Los efectos antihipertensivos máximos se alcanzan en promedio a la segunda semana. La dosis se puede incrementar, si es necesario, cada dos semanas. Puede tomarse con o sin alimentos. Puede ser administrado con otros agentes antihipertensivos.
Contraindicaciones
Hipotensión severa. Estenosis aórtica. Debe usarse el amlodipino con cautela en los pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva, debido al riesgo de aparición del efecto inotrópico negativo.
Reacciones adversas
En todos los grupos de tratamiento, el 27% de los pacientes reportaron por lo menos un evento adverso, los efectos adversos emergentes más comunes del tratamiento y que ocurren con una frecuencia > 3% (excluyendo el edema periférico) fueron dolor de cabeza (6,7%), mareos (3,9%) y fatiga (3,2%). En total, el 3,8% de los pacientes se retiraron del estudio debido a eventos adversos que se consideraban relacionados con el tratamiento. Un 0,5% de los pacientes presentaron hipotensión (dos pacientes fueron retirados del estudio debido a hipotensión moderada o grave) y no hubo cambios clínicamente significativos en las pruebas de laboratorio. No hubo eventos adversos asociados con el uso prolongado de olmesartán medoxomilo/amlodipino, más allá de los esperados con los medicamentos utilizados como monoterapia. Los eventos adversos relacionados con el fármaco fueron relativamente infrecuentes durante la fase de tratamiento doble ciego de olmesartán medoxomilo/amlodipino. Los ensayos compararon el olmesartán medoxomilo/amlodipino con las respectivas monoterapias y durante la fase de ajuste en comparación con amlodipino en monoterapia. Relacionados con el tratamiento, los eventos fueron reportados en 5.3-7.7% de los pacientes que recibieron dosis de olmesartán medoxomilo/amlodipino comparado con el 7,4% de amlodipino y 8,9% de olmesartán medoxomilo en monoterapia. Pocos pacientes que recibieron terapia de combinación o monoterapia en los ensayos, interrumpieron el tratamiento a causa de un evento adverso (0.5-2.7%). En la comparación con amlodopino, los eventos adversos relacionados con el edema periférico, fueron mayores con la monoterapia que con la TC. El edema pedio, sin relación con la insuficiencia cardiaca congestiva, es un evento adverso muy reconocido asociado con los BCC. Es el resultado de la vasodilatación arteriolar inducida por los BCC, que conduce a aumento de la presión capilar. La adición de fármacos que producen vasodilatación venosa tales como los ARA II y los inhibidores de la ECA, tienen el potencial de compensar el aumento del flujo sanguíneo capilar, disminuir la presión y reducir el edema periférico. En resumen, las reacciones reportadas en un muy bajo porcentaje son: Cardiovasculares: Amlodipino: Palpitaciones (5%). SNC: Amlodipino: Mareo (3%); somnolencia (2%). Olmesartán: Mareo (3%); astenia. Dermatológicas: Amlodipino: Flushing (3%). Olmesartán: Alopecia, pruritus, urticaria. Gastrointestinales. Olmesartán: Vómito. Genitourinarias: Olmesartán: Falla renal aguda. Hepáticas; Amlodipino: Elevación de las enzimas hepáticas, ictericia. Musculoesqueléticas: Olmesartán: Rabdomiólisis. Miscelaneos: Amlodipino: Edema (11%). Olmesartán: Angioedema.
Precauciones
Embarazo/reproducción. Fertilidad: No se han observado alteraciones en la fertilidad en ratas a las cuales se les administró el amlodipino a dosis 8 veces mayores que las recomendadas en humanos. Embarazo: No existe evidencia de teratogenicidad u otra toxicidad del embrio/fetal se observó en ratas o conejos expuestos a dosis de 10 mg/kg durante los principales periodos de organogénesis. Sin embargo, el número de muertes intrauterinas se aumentó casi 5 veces, y el tamaño fetal se redujo casi un 50%. La FDA lo clasifica en categoría C. Por las razones anteriores, se debe evaluar la relación riesgo/beneficio antes de su administración a mujeres embarazadas. Pacientes pediátricos: No existe información en relación a los efectos de amlodipino en los pacientes pediátricos. No se han establecido seguridad y eficacia. Pacientes geriátricos: La vida media de amlodipino puede aumentarse ancianos. Estos pacientes pueden ser más sensibles a los efectos hipotensores de amlodipino y pueden requerir una dosis inicial más baja.
Interacciones
La coadministración del olmesartán y los diuréticos ahorradores de potasio puede elevar las concentraciones plasmáticas del potasio. Simvastatin: La terapia concomitante con simvastatina puede incrementar el riesgo de miopatía y rabdomiólisis. En tal sentido la dosis de simvastatina no debe exceder de 20 mg/día. Alteraciones o interacciones con los test de laboratorio: No están bien documentadas. El olmesartán medoxomilo no se metaboliza por el citocromo P-450 (CYP), y las interacciones farmacológicas con los fármacos metabolizados por este sistema son poco probables. Sin embargo, el amlodipino es metabolizado por las enzimas del CYP, y existe el potencial de interacciones farmacológicas cuando se administra amlodipino conjuntamente con inhibidores del CYP3A4 (p. ej., ketoconazol, itraconazol, ritonavir) e inductores (p. ej., carbamazepina, fenobarbital, fenitoína, fosfenitoína, primidona, rifampicina [rifampicina], Hypericum [hierba de San Juan] perforatum). Por lo tanto, se recomienda precaución cuando se coadministra alguna de estas drogas con olmesartán medoxomilo/amlodipino. El olmesartán medoxomilo/amlodipino no deben utilizarse de forma concomitante con suplementos de litio o potasio u otros agentes que afectan los niveles de potasio, ya que se potencian las interacciones farmacocinéticas de estos medicamentos de manera clínicamente importante (incrementos reversibles en las concentraciones de litio en suero y la toxicidad o el aumento del potasio sérico) cuando los ARA II son coadministrados con estos agentes. Se debe tener cuidado con la coadministración del ARA-II con AINEs, ya que se pueden atenuar los efectos antihipertensivos. Los antiinflamatorios noesteroideos: Sobre todo la indometacina, pueden reducir los efectos antihipertensivos de amlodipino. Agentes beta-bloqueadores: Aunque normalmente son bién tolerados pueden producir hipotensión excesiva y, en raros casos, pueden aumentar la posibilidad de insuficiencia cardiaca congestiva. Los medicamentos hipotensores combinados con amlodipino, pueden incrementar la respuesta. Cuando cualquiera de estas medicaciones se usa concomitantemente, pueden ser necesarios ajustes de la dosificación. Recomendaciones generales: El olmesartán medoxomilo/amlodipino se puede tomar con o sin alimentos. No se observaron interacciones farmacocinéticas entre olmesartán y amlodipino cuando el olmesartán medoxomilo y el amlodipino se administraron conjuntamente como una combinación de dosis fija, o en comprimidos separados. No se requieren ajustes de la dosis en pacientes de edad avanzada, sin embargo es necesario tener precaución al aumentar la dosis en pacientes ancianos, ya que los estudios con los fármacos muestran que la exposición sistémica al olmesartán y amlodipino, se incrementa en los pacientes mayores de 65 años de edad, en comparación con los individuos de un grupo de edad más jóvenes. El olmesartán medoxomilo/amlodipino no debe utilizarse en pacientes con insuficiencia renal grave, y son necesarios los ajustes de las dosis en los pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. En los pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada la exposición sistémica al olmesartán y amlodipino se incrementa en relación con los voluntarios sanos. El olmesartán medoxomilo/amlodipino está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave.
Presentación
OLMEDIPIN AM® 20/5 mg por 30 tabletas (Reg. San. INVIMA 2012 M-0012925). OLMEDIPIN AM® 20/10 mg por 30 tabletas (Reg. San. INVIMA 2012 M-0012931). OLMEDIPIN AM® 40/5 mg por 30 tabletas (Reg. San. INVIMA 2012 M-0013118). OLMEDIPIN AM® 40/10 mg por 30 tabletas (Reg. San. INVIMA 2012 M-0013089).

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *