OXYRAPID INYECCION - Dosificación

La dosis debe ajustarse de acuerdo con la severidad del dolor, la condición general del paciente y los medicamentos previos o concurrentes. Adultos mayores de 18 años: Se recomiendan las siguientes dosis iniciales. Si la analgesia es inadecuada o si aumenta la severidad del dolor podría requerirse aumento gradual de la dosis. I.v. (Bolo): Diluir a una concentración de 1 mg/mL en solución salina 0,9%, dextrosa 5% o agua para Inyección. Administrar una dosis de bolo de 1 a 10 mg lentamente durante 1-2 minutos. Las dosis deben administrarse máximo cada 4 horas. I.v. (Infusión): Diluir hasta una concentración de 1 mg/mL en solución salina 0,9%, dextrosa 5% o agua para Inyección. Se recomienda una dosis inicial de 2 mg/hora. I.v. (PCA): Diluir a una concentración de 1 mg/mL en solución salina 0,9%, dextrosa 5% o agua para Inyección. Debe administrarse dosis de Bolo de 0,03 mg/kg con un tiempo mínimo de bloqueo de 5 minutos. S.C. (Bolo): Utilizar en una concentración de 10 mg/mL. Se recomienda una dosis inicial de 5 mg, repetir, según se requiera, a intervalos de 4 horas. S.C. (Infusión): Si se requiere, diluir en solución salina 0,9%, dextrosa 5% o agua para Inyección. Se recomienda una dosis inicial de 7,5 mg/día en pacientes no tratados previamente con opioides, ajustar gradualmente de acuerdo con el control de los síntomas. Los pacientes con cáncer que se están cambiando desde Oxicodona oral pueden requerir dosis mucho mayores (ver a continuación). Pacientes que están cambiando de Oxicodona oral a parenteral: La dosis se debe basar en la siguiente proporción: 2 mg de Oxicodona oral es equivalente a 1 mg de Oxicodona parenteral. Deberá enfatizarse que ésta es una guía para la dosis requerida. La variabilidad entre pacientes requiere al ajuste cuidadoso de la dosis apropiada en cada paciente. Ancianos: Los pacientes ancianos deben tratarse con precaución. Debe administrarse la dosis más baja con ajuste cuidadoso hasta lograr el control del dolor. Pacientes con insuficiencia renal y/o hepática: Los pacientes con insuficiencia renal moderada y/o insuficiencia hepática leve deben tratarse con precaución. Deberá administrarse la dosis más baja con ajuste cuidadoso hasta lograr el control del dolor. Niños menores de 18 años: No existe ningún dato sobre la utilización de OxyRapid® Inyección en pacientes menores de 18 años de edad. Utilización en dolor no maligno: Los opioides no son la terapia de primera línea para el dolor crónico no maligno, ni son recomendados como el único tratamiento. Los tipos de dolores que se ha demostrado alivian los opioides fuertes incluyen el dolor osteoartrítico y la enfermedad discal intervertebral. La necesidad de continuar el tratamiento en dolor no maligno deberá evaluarse periódicamente. Interrupción de la terapia: Cuando un paciente ya no requiere la terapia con Oxicodona, es aconsejable disminuir paulatinamente la dosis para prevenir síntomas de abstinencia. Vía de Administración: Inyección subcutánea o Inyección de infusión intravenosa o infusión.