CONSTIPACIóN - Cuidados en el hogar

Hacer cambios en su estilo de vida le puede ayudar a evitar el estreñimiento. Los mismos cambios pueden usarse para tratarlo.Las medidas que puede tomar incluyen:
  • Tomar muchos líquidos todos los días (tome al menos 8 vasos de agua al día)
  • Comer muchos alimentos altos en fibra
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Usar el baño en el momento en que sienta el impulso (no esperar)
Para los bebés con estreñimiento:
  • De más de 2 meses: pruebe con 60 a 120 mililitros (2 a 4 onzas) de jugo de fruta (uva, pera, manzana, cereza o ciruela) dos veces al día.
  • De más de 4 meses: si el bebé ha comenzado a consumir alimentos sólidos, se le puede dar alimentos de bebé con alto contenido en fibra como chícharos, frijol, chabacano, ciruela pasa, duraznos, peras, ciruelas frescas o espinacas dos veces al día.
El ejercicio regular también puede ayudar a establecer deposiciones regulares. Si usted necesita una silla de ruedas o está confinado a cama, cambie de posición con frecuencia. Además, realice ejercicios abdominales y de elevación de piernas. Un fisioterapeuta puede recomendarle ejercicios que pueda hacer.El uso de ablandadores de heces, como los que contienen docusato sódico, puede servir. Los laxantes como el Psyllium pueden ayudar a agregarle líquido y volumen a las heces. Asimismo, los supositorios o laxantes suaves, como la leche de magnesia líquida, pueden ayudarle a tener deposiciones regulares.Los enemas o laxantes estimulantes se deben reservar sólo para casos graves. Estos métodos deben utilizarse únicamente si la fibra, los líquidos o los ablandadores fecales no brindan suficiente alivio.NO dé laxantes ni enemas a los niños sin consultar primero al médico.