DERMATITIS SEBORREICA - Síntomas

La dermatitis seborreica puede ocurrir en muchas áreas diferentes del cuerpo y, de manera característica, se forma donde la piel es aceitosa o grasosa. Las áreas comúnmente afectadas abarcan el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas, los pliegues nasolabiales, los labios, la parte posterior de las orejas, el oído externo y a lo largo de los pliegues de la piel en la parte media del cuerpo.La dermatitis seborreica en bebés, también llamada costra láctea, es una afección inofensiva y temporal. Aparece en el cuero cabelludo del niño en forma de escamas cafés o amarillas, gruesas y costrosas. También se pueden encontrar escamas similares en los párpados, los oídos, alrededor de la nariz y en la ingle. La costra láctea se puede observar en recién nacidos y niños pequeños hasta los 3 años.La costra láctea no es contagiosa, ni causada por falta de higiene; tampoco es una alergia ni es peligrosa; y puede o no ocasionar picazón. Si se presenta con picazón, rascarse en exceso puede causar una inflamación adicional y las grietas en la piel pueden originar infecciones leves o sangrados.En general, los síntomas de la dermatitis seborreica abarcan:
  • Lesiones cutáneas
  • Parches sobre una gran área
  • Áreas de piel grasosa
  • Escamas en la piel: blancas y escamosas, o amarillentas, grasosas y pegajosas ("caspa")
  • Prurito: puede ocasionar más picazón si se infecta
  • Enrojecimiento leve
  • Pérdida del cabello