HIPERHIDROSIS - Signos y exámenes

Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico y se pueden utilizar igualmente muchas pruebas para diagnosticar la sudoración excesiva. Estas pruebas abarcan:
  • Prueba de yodo-almidón. Se aplica una solución de yodo al área que presenta sudoración y, después de secarse, se esparce almidón sobre dicha área. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor se torne de color azul oscuro.
  • Prueba con papel. Se coloca un papel especial en el área afectada para absorber el sudor y luego se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se ha acumulado.
Al paciente igualmente se le pueden pedir detalles acerca de la sudoración, tales como:
  • Localización
    • ¿Se presenta en la cara, las palmas de las manos o las axilas?
    • ¿Se presenta en todo el cuerpo?
  • Patrón de tiempo
    • ¿Ocurre en la noche?
    • ¿Comenzó súbitamente?
    • ¿Por cuánto tiempo ha tenido el problema?
  • Desencadenantes
    • ¿Se presenta en respuesta a recordatorios de eventos traumáticos?
    • ¿Qué otros síntomas se presentan (por ejemplo, pérdida de peso, latidos cardíacos fuertes, falta de apetito)?
    •  ¿Se tornan las manos frías y pegajosas?
    • ¿Se presenta fiebre?