AMOBARBITAL - Propiedades

Como el resto de los barbitúricos, actúa como depresor no selectivo del SNC y su acción parece estar relacionada con la capacidad de aumentar o mimetizar la acción sináptica inhibitoria del ácido gamma aminobutírico. Como sedante-hipnótico, deprime la corteza sensorial, disminuye la actividad motora, altera la función cerebral y produce somnolencia, sedación e hipnosis. La acción sería en el nivel del tálamo, donde inhibe la conducción ascendente de los impulsos nerviosos hacia el cerebro. Como anticonvulsivante, inhibe la transmisión monosináptica y polisináptica en el SNC, y aumenta el umbral de estimulación eléctrica en la corteza motora. Es un importante depresor respiratorio, el cual depende de la dosis administrada. Estudios en animales han demostrado que reduce el tono y la contractilidad del útero, uréteres y de la vejiga, pero no a las dosis sedantes-hipnóticas utilizadas en humanos. El amobarbital induce las enzimas microsomales hepáticas, modificando el metabolismo de los barbitúricos y de otras drogas. La absorción por vía oral, parenteral y rectal es variable y la velocidad aumenta cuando se lo ingiere bien diluido o con el estómago vacío. Asimismo, el amobarbital sódico se absorbe más rápidamente que el amobarbital ácido. Sus efectos se observan a partir de los 20 a 60 minutos por vía oral o rectal, siendo más rápida por vía intramuscular y casi instantánea por vía endovenosa. Se distribuye en forma rápida a todos los tejidos y líquidos corporales y su metabolismo se realiza casi exclusivamente en el nivel hepático. Es un barbiturato de acción intermedia (3-6 horas) y por su escasa liposolubilidad se une débilmente (35%) con las proteínas séricas.