ARIPIPRAZOL - Propiedades

Presenta "alta" afinidad por los receptores D2 y D3 de dopamina, 5-HT1A y 5-HT2A de serotonina, y "moderada" afinidad por los receptores D4 de dopamina, 5-HT2C y 5-HT7 de serotonina, a1 de adrenalina, H1 de histamina, así como también por el sitio de recaptación de la serotonina. Tiene "baja" afinidad por los receptores muscarínicos. El mecanismo de acción de aripiprazol se desconoce. Sin embargo, se propone su actividad se debe a la combinación de su efecto como agonista parcial de los receptores D2 de la dopamina y 5-HT1A de serotonina, y como antagonista del subtipo de receptor 5-HT2A de la serotonina. La actividad de aripiprazol se debe principalmente a la sustancia activa y en menor proporción al metabolito dehidro-aripiprazol. La vida media de eliminación de aripiprazol y su metabolito deshidrogenado es de 75 y 94 horas, respectivamente. El aripiprazol presenta una buena absorción luego de su administración por vía oral; la máxima concentración plasmática ocurre entre las 3 a 5 horas de su administración. La biodisponibilidad absoluta es de aproximadamente 87% de la dosis administrada y no se modifica por la ingesta concomitante de alimentos. A concentraciones terapéuticas el aripiprazol y su metabolito se encuentran unidos en un 99% a proteínas plasmáticas, principalmente a albúmina. El aripiprazol es ampliamente metabolizado en hígado a través de diferentes vías de biotransformación y sufre un mínimo de metabolismo presistémico. Las principales vías de biotransformación incluyen la deshidrogenación, hidroxilación y N-dealquilación. Basados en estudios in vitro, las enzimas responsables de la deshidrogenación e hidroxilación son las CYP3A4 y CYP2D6; la N-dealquilación es catalizada por la enzima CYP3A4. El principal metabolito activo es el dehidro-aripiprazol, el cual representa aproximadamente el 40% del área bajo la curva (AUC) en plasma. La eliminación de aripiprazol se realiza principalmente por heces y menor proporción en orina. La farmacocinética de aripiprazol es similar en pacientes ancianos ( > 65 años) y en adultos jóvenes (18-65 años). No es necesario realizar ajustes de dosis en pacientes con insuficiencia renal y/o hepática.