AZAPROPAZONA - Precauciones y advertencias

A pesar de su excelente tolerancia en el nivel digestivo, debe evaluarse su empleo en pacientes con úlcera péptica en actividad o bien con sangrado gastrointestinal reciente. En pacientes con insuficiencia renal, la dosis debe adaptarse a la función renal. Lo mismo está indicado en pacientes con daño hepático severo. En mayores de 65 años se recomienda reducir la dosis a un tercio y en mayores de 80 años a la mitad. No se recomienda el uso durante el embarazo y la lactancia, ya que no se demostró la seguridad de estas drogas en esas situaciones.