ETOFIBRATO - Precauciones y advertencias

En pacientes con disfunción hepática debe reducirse la dosis. Si después de 3 meses de tratamiento la respuesta es inadecuada o si aparece un aumento de amilasa sérica o un incremento paradójico de las concentraciones plasmáticas de colesterol o de LDL, se recomienda suspenderlo. Los metabolitos del etofibrato atraviesan la placenta, por ello, aunque no existen pruebas concluyentes se recomienda no usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento debería suspenderse si la madre debe recibir la droga.