FLUVOXAMINA - Precauciones y advertencias

Se recomienda no administrar en forma conjunta o dentro de las 2 semanas de finalizado el tratamiento con fármacos inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). Los pacientes con insuficiencia renal o hepática deben iniciar el tratamiento con dosis bajas y ser cuidadosamente controlados. La fluvoxamina demostró no tener efectos sobre la actividad psicomotora asociada con el manejo de maquinarias o vehículos en dosis iguales o mayores de 150mg diarios. El fármaco potencia el efecto del alcohol. Aunque no ha sido demostrado que posea propiedades convulsivantes, se recomienda administrar con precaución en pacientes epilépticos. Se ha reportado un agravamiento de la depresión, ideación suicida y potencialidad de suicidio en pacientes de cualquier edad que se encuentran bajo tratamiento con medicación antidepresiva tal como: bupropion, citalopram, escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, mirtazapina, nefazodona, paroxetina, sertralina y venlafaxina. Ante la aparición en pacientes medicados con antidepresivos por depresión mayor o por otras causas tanto psiquiátricas como no psiquiátricas de: agitación, irritabilidad, ansiedad, intranquilidad, insomnio, hostilidad, ataque de pánico, acatisia, hipomanía y manía, se aconseja el monitoreo cercano por parte del médico así como de los familiares dado que podría considerarse la necesidad de suspensión del tratamiento, para lo cual se debe tener en cuenta que la disminución paulatina de la dosis deberá ser gradual, así como la más rápida posible, ya que podría asociarse a síntomas relacionados con la discontinuación abrupta de dichos medicamentos.