GLICERINA - Propiedades

El glicerol (glicerina) eleva la osmolaridad en sangre, para dar lugar a un aumento en el flujo de agua desde los espacios extravasculares al plasma. El descenso de líquido en el ojo por ósmosis produce una disminución de la presión intraocular elevada, mientras que el descenso de líquido del cerebro y del líquido cefalorraquídeo, por el mismo mecanismo, produce una disminución de la presión intracraneana elevada y del volumen y la presión del líquido cefalorraquídeo. Esta droga se metaboliza en el hígado y se elimina principalmente por vía renal. Administrada por vía rectal, ejerce un efecto laxante hiperosmótico no salino. Atrae agua hacia las heces, en especial en la zona rectal, además lubrica y ablanda la masa de materia fecal impactada; con el uso del glicerol como laxante (generalmente en forma de supositorios) se obtienen resultados entre 15 minutos y una hora después de la aplicación.