HIDROCODONA - Sobredosificación

Los signos de sobredosis son los siguientes: piel fría, pegajosa y húmeda, confusión, convulsiones, mareos severos, somnolencia severa, presión arterial baja, nerviosismo o inquietud severos, pupilas puntiformes, bradicardia, respiración lenta o dificultosa, pérdida de la conciencia, debilidad severa. El tratamiento recomendado consiste en vaciar el estómago por inducción de la emesis o por lavado gástrico, establecer un intercambio respiratorio adecuado mediante la provisión de una vía aérea permeable instaurando respiración controlada o asistida, administrar naloxona (antagonista opiáceo) 0,01mg por kg de peso corporal o 0,4 a 2mg como dosis única por vía intravenosa, administrar líquidos intravenosos o vasopresores.