HIERRO - Reacciones adversas

La intolerancia a los preparados orales de hierro es principalmente una función de la cantidad de hierro soluble presente en el tracto gastrointestinal y de factores psicológicos. Pirosis, náuseas, vómitos, malestar gástrico superior, constipación y diarrea. Con dosis altas son más comunes las náuseas y el dolor abdominal. Heces oscuras teñidas por el hierro. Hemocromatosis, sólo en pacientes con trastornos en la absorción de hierro. Luego de la inyección intramuscular pueden ocurrir molestias prolongadas en el sitio de inyección, decoloración de la piel y alteraciones malignas en el sitio de inyección. La sobredosis de hierro es particularmente grave en niños, ya que se requiere atención inmediata si la ingestión ha superado los 30mg/kg. El tratamiento se realiza con deferroxamina.